Por Camilo Morales
11 enero, 2022

El joven, residente de un acomodado barrio de Lima, Perú, golpeó a los oficiales y los amenazó luego de no respetar la medida sanitaria. “Hay momentos en los que uno tiene que callarse la boca”, le regañó su padre.

La pandemia de COVID-19 generó una crisis a nivel sanitaria que obligó a las autoridades de los distintos gobiernos del mundo a establecer cuarentenas obligatorias y toques de queda para evitar los contagios masivos.

Eso ha generado resistencia entre algunas personas a respetar las medidas, quienes se han negado a quedarse en sus casas y no salir luego de las horas establecidas.

Twitter @Mrhuacatay

Como consecuencia de eso, se ha visto mucha gente que ha recibido multas y que incluso ha sido arrestada por violar las reglas y quedarse en la calle hasta después del toque de queda, incluso sin usar mascarilla.

Hace unos días se dio a conocer un registro de un acomodado barrio de Lima, la capital de Perú, en donde un joven fue detenido por no respetar las medidas sanitarias y la situación terminó en una pelea entre él y los efectivos policiales, según informó el medio Perú 21.

Twitter @Mrhuacatay

El joven, quien se negaba a ser arrestado, comenzó a increpar al oficial y le preguntó de forma burlesca: “¿Tú crees que eres lo mismo que yo? (…) vas a quedarte en la calle, por lo que eres. Mírate la cara de lo que eres, te vas a morir de hambre“.

Mientras los policías intentaban reducirlo, el joven los amenazó diciendo que su familia estaba formada por abogados.

Twitter @Mrhuacatay

Pero sorpresivamente, cuando intentó que su padre lo ayudara en esa complicada situación, el hombre lo regañó en frente de los policías. “¡Cállate la boca! ¡No seas imbécil! Hay momentos en los que uno tiene que callarse la boca“, lo reprendió.

De hecho, el sujeto lo golpeó en su cabeza y lo agarró de su camiseta, para que el joven no siguiera hablando. Además, le hizo saber que estábamos en un contexto de pandemia mundial.

Luego de eso, el policía le explicó tranquilamente la infracción que había cometido su hijo, a lo que el padre escuchó atentamente. “¿Quieres terminar en una comisaría?“, le preguntó su padre, a lo que el joven contestó que no. “Entonces cállate la boca“, le dijo.

Finalmente el joven fue multado por haber estado transitando después del toque de queda. Según algunos usuarios, se trataba de un muchacho que ya había estado involucrado en ruidos molestos y constantes fiestas.

Puede interesarte