Por Alejandro Basulto
13 octubre, 2020

Cuando había lluvias, el agua que caía de las montañas solo desembocaba en el río, lo que a Bhuiyan le complicaba. Sus cultivos permanecían secos, y ante ello, se puso manos a la obra.

En la India, los habitantes tienen que enfrentar diferentes dificultades para llevar adelante sus vidas y sus metas laborales. De hecho, ser un campesino en este país ya es sumamente complejo. Porque no solo hay una diversa fauna que puede afectar los cultivos y el ganado, entre ellos, insectos y grandes carnívoros, sino que también, hay una geografía y un clima que no siempre está del lado de los agricultores. Debido a que muchas veces, los terrenos y las condiciones atmosféricas, son más un obstáculo que una oportunidad.

ANI / Twitter

Pero el ser humano nació con la capacidad de lograr superar todo tipo de adversidades, y entre ellas, las naturales. Incluso si esto puede tomar un trabajo de varias décadas. Como fue el caso del campesino Laungi Bhuiyan, quien reside en la aldea de Kothilawa en el área de Lahthua de Gaya en Bihar. Ya que este hombre le dedicó 30 años de su vida a excavar un canal de tres kilómetros de largo que le permita llevar el agua que baja desde las colinas hacia sus cultivos, además de proveerle este preciado líquido a todos sus vecinos.

“Me tomó 30 años cavar este canal que lleva el agua a un estanque en la aldea (…) Durante los últimos 30 años, iba a la jungla cercana para cuidar mi ganado y excavar el canal. Nadie se unió a mí en este esfuerzo… Los aldeanos van a las ciudades para ganarse la vida, pero decidí quedarme atrás”.

– dijo Laungi Bhuiyan, según consignó ANI

ANI / Twitter

La aldea de Kothilawa está ubicada a unos 80 kilómetros de la sede del distrito de Gaya, encontrándose rodeada de densos bosques y montañas. Siendo también conocido su pueblo como un lugar de refugio de maoístas. En esta zona, los principales medios de subsistencia para quienes la habitan, son la agricultura y la ganadería. Actividades que debido a la caída del agua desde las montañas hacia solamente el río, se veían dificultadas. Lo que hace 30 años molestó a Bhuiyan, proponiéndose él solo a cambiar esta realidad.

“Él ha estado excavando el canal durante los últimos 30 años,  él solo. Esto beneficiará a una gran cantidad de animales y también para regar los campos. No lo está haciendo para su propio beneficio, sino para toda el área”.

–explicó Patti Manjhi, una habitante del sector–

ANI / Twitter

Con este trabajo que le tomó a Laungi Bhuiyan 30 años y que él realizó solo, haciendo realidad el canal con su propio y único esfuerzo, mucha gente se verá beneficiada, tanto el área residencial como los campos verán mejorada su situación. Y todo gracias al esfuerzo de un hombre, que a pesar de que no creían en su misión, logró darle a todos un ejemplo de perseverancia y valor.

Puede interesarte