Por Constanza Suárez
20 febrero, 2018

Esto me devuelve la esperanza en la humanidad.

A veces las acciones más pequeñas y simples, son las que tienen más significado. No necesitamos grandes regalos o gestos costosos para agradecer y que nos alegren.Y eso bien lo sabe Lindsay Pualoa.

La mujer de Virginia, tiene dos hijos, y uno de ellos llamado AJ, se enfermó durante la noche y Lindsay lo cuidó. Cuando amaneció las cosas no cambiaron. «Todavía era un desastre (a la mañana), así que cancele una reunión que había programado con nuestra empresa de HVAC», escribió Pualoa en Facebook. «Me disculpé por el aviso tardío, dije que tenía un niño enfermo en casa y no pensé mucho más al respecto”, agregó.

Facebook Lindsay Halpin Pualoa

No recibió ninguna respuesta inmediata de su compañía, pero solo se preocupó de su hijo. Quizás se molestarían pensó, pero no tenía más opción. Así que siguió con su decisión.

Hasta que horas después sonó su timbre, y en su puerta una linda e inesperado regalo.

Facebook Lindsay Halpin Pualoa

Su compañía le envió un ramo de flores a Lindsay, con una nota que decía que esperaban que AJ se sintiera mejor pronto. Un gesto demasiado lindo.

¡No puedo creerlo, nunca había sucedido algo como esto!, escribió Lindsay emocionada.

Facebook Lindsay Halpin Pualoa

Este tipo de acciones son las que nos devuelven la esperanza en la humanidad. Necesitamos más cosas así ¡Por favor!

Puede interesarte