Debido al importante incremento de casos confirmados de coronavirus en India, los trabajadores de los hospitales han redoblado sus turnos y las camas cada vez son más escasas.

La pandemia de coronavirus sigue dejando cifras alarmantes e historias lamentables. Uno de los países que está sufriendo la peor cara del COVID-19 es India, al estar lidiando la más fuerte oleada de casos confirmados desde que inició la pandemia.

Debido a esta alza tan importante del número de contagiados, esta nación asiática está presentando un colapso de sus camas de hospitales, que no se dan abasto. Y es el personal médico el que debe redoblar sus turnos para atender a la gran cantidad de pacientes.

Sohil Makwana

Así es el caso del doctor Sohil Makwana, el cual compartió una foto de cómo lucía después de una jornada de trabajo. En sus redes sociales el médico mostró primero una foto vestido con el traje de protección contra el COVID-19 y en la otra aparecía empapado de sudor, luego del largo turno.

Sohil Makwana

Esto ha despertado la empatía de muchas personas hacia el personal hospitalario. “Haz alarde de agallas, haz alarde de sudor! De vuelta a la acción; ronda 5”, comentó el doctor en la publicación en Instagram.

Son cada vez más los enfermos que presentan en las puertas de los centros médicos para recibir atención de emergencia, pero no todos corren con la suerte, como le sucedió a esta madre de 35 años.

Sohil Makwana
Sohil Makwana

El caso de Jagriti Gupta ha conmocionado a parte de India, luego de conocerse su muerte en el estacionamiento un hospital sin poder recibir atención médica. Esta madre de dos hijos llegó hasta un hospital en Noida, al norte del país, suplicando para ser ingresada, pero lamentablemente los cupos estaban llenos.

La también ingeniera esperó durante 3 horas en las afueras hasta quedarse sin aliento, según reseñó Ndtv. Jagriti vivía sola en la ciudad por cuestiones de trabajo, mientras su esposo e hijos residen en Madhya Pradesh.

“Estaba de pie allí mientras el casero (de Jagriti Gupta) corría pidiendo ayuda. Pero nadie lo escuchó. Alrededor de las 3:30 pm, se derrumbó. Cuando el casero corrió a la recepción para informar que ya no estaba respirando, el personal salió corriendo y la declaró muerta”, comentó un testigo identificado como Sachin.

NDTV

Esta experiencia habla de la grave crisis sanitaria que está atravesando India. A la falta de camas para ingresar pacientes se le suma la escasez de oxígeno para los tratamientos de los enfermos en estado más delicado.

De acuerdo a la información manejada por este medio local, en la localidad de Noida no se encuentran camas disponibles para nuevos pacientes.

Puede interesarte