Perdió el control ahí mismo.

Solamente las personas que hemos pasado gran parte de nuestras vidas junto a nuestros abuelos entenderemos la emoción del chico de la historia que les voy a contar. Sean McGrath es un chico que con mucha pena acompañó a su padre a dejar a sus abuelos al aeropuerto de Shannon en Irlanda.

Este chico ni pensaba en la sorpresa que le darían minutos después de estacionar el carro en en el aparcamiento del lugar.

En un video subido a las redes sociales el 12 de abril de 2017, se puede ver a Sean afuera del carro de su padre, sosteniendo una bolsa con monedas, se estaba preparando para despedirse de su abuela y abuelo.

Colum, el padre de este menor, toma una cámara y empieza a grabar. Segundos más tarde le dice a la abuela: “¿Podrías prestarle tu teléfono?”.

Ella asistió, y lo buscó dentro de su bolsa. Cuando lo sacó, la abuela le pregunta a su nieto de 12 años, si por favor podía buscar el correo con los billetes de avión.

“¿Sean, podrías revisar las tarjetas de embarque para ver si están bien?”, le dice.

Sean toma el teléfono de su abuela que tiene una carcaza color rosa. Mientras tanto su padre no deja de grabar y enfoca la cara de su hijo. El chico no tiene idea que está a segundos de saber una gran noticia.

Esta fue su cara al leer los billetes.

Sí, porque no había uno, sino tres. Uno de los billetes decía su nombre y su familia había mantenido el secreto; este chico no puede contener sus lágrimas de emoción. No se iba a despedir de sus abuelos en la puerta del aeropuerto, sino que viajaría con ellos.

Mira en video a continuación:

¡Me encantaría recibir una sorpresa como esta, no hay nada mejor que pasar un tiempo con los abuelos!

¿No es cierto?

Te puede interesar