Por Camilo Morales
25 noviembre, 2021

Cameron Tucker, de 16 años, creó una “barbershop” en el baño de su escuela. La noticia llegó hasta Sebastian Jackson, uno de los mejores barberos de la ciudad que se ofreció a darle clases. “Fue un honor conocerlo”, dijo el joven

Hay personas que se dan cuenta desde muy jóvenes que tienen una vocación y que se quieren dedicar a un oficio por el resto de su vida. Es por eso que es importante que esa gente pueda desarrollar sus talentos y habilidades desde que son pequeños, para que así puedan llegar lejos.

Uno de ellos es Cameron Tucker, un estudiante de 16 años que hizo noticia hace poco por haber sido suspendido de su escuela por querer practicar su pasión: la peluquería.

Fox Detroit 2

Y es que, según información de Fox Detroit 2, el alumno fue sorprendido en el baño de su colegio, el Renaissance High School en Detroit, Estados Unidos, cortándole el pelo a sus compañeros para poder practicar.

Cameron supo en verano que su pasión era la peluquería, cuando comenzó a cortarle el cabello a sus primos y ha hacer un poco de dinero haciéndole cortes a sus amigos.

Fox Detroit 2

Eso lo traspasó a la escuela una vez que volvió a entrar a clases, lo que lo convirtió en el peluquero principal de los chicos de su clase. Sin embargo, a pesar de lo inofensivo que esto puede sonar, a las autoridades de su colegio no les gustó para nada.

Según contó, fue sorprendido por un maestro que lo vio en el baño. “El maestro entró, nos miró durante 45 segundos y salió“, dijo el joven. Minutos después la madre de Cameron recibió una llamada desde la escuela.

Fox Detroit 2

Cameron había transformado ese baño en una verdadera “barbershop”, por lo que lo suspendieron. Le dijeron a su madre que lo viniera a buscar y que no podía volver a clases.

La noticia causó tanto impacto que el joven fue contactado por Sebastian Jackson, un encargado de una barbería de la zona quien quedó impresionado por el talento del estudiante. “Se volvió bueno en su oficio en poco tiempo“, dijo.

Fox Detroit 2

Ambos se conocieron y Jackson aprovechó para darle algunos consejos en el rubro. “Fue un honor conocerlo. Definitivamente fue una experiencia de aprendizaje, aprender de dónde venía, su camino y dónde está ahora“, explicó el joven.

Ahora ya no volverá a cortar el pelo en la escuela, pero se ganó un lugar en el negocio de Jackson, The Social Club Grooming Co., en donde le enseñarán distintas técnicas y trucos.

Puede interesarte