Por Diego Aspillaga
25 junio, 2020

Luego de años afectados por una megasequía, los habitantes de la zona central de Chile ven como sus paisajes naturales y reservas de agua vuelven a la vida. En un par de días llovió más que en todo el año pasado.

Los chilenos ya no daban más.

Luego de años afectados por una megasequía, que presentaba un déficit de lluvias superaba el 75% por ciento, el país veía como sus paisajes, cultivos y reservas de agua desparecían frente a sus ojos. 

Agencia Uno

Los agricultores, las autoridades y los amantes de la naturaleza no sabían qué hacer y sólo se limitaban a rezar para que cayera agua del cielo y solucionara la grave crisis que estaban viviendo. 

Afortunadamente, sus súplicas fueron escuchadas este invierno.

Pixabay

Bastaron un par de días de intensas lluvias, que dejaron caer cerca de 50 milímetros de agua en la zona central del país -una de las más afectadas por la sequía- para superar la cantidad de lluvia que cayó durante todo el año pasado y revertir, en parte, los daños de la sequía y retornar a la normalidad. 

En la capital chilena de Santiago, los variados sistemas frontales tienen al sexto mes del año con poco más de 70 milímetros de agua caída, lo que de inmediato lo pone en un contexto de normalidad que se escapa de la sequía de los últimos años.

Agencia Uno

Así lo expresó a T13.cl el meteorólogo de Canal 13, Gianfranco Marcone, quien señaló que las precipitaciones de esta semana “dejaron 43,5 milímetros de agua en las últimas 48 horas». De ese total, añadió, sólo en las últimas 24 cayeron 17,3 milímetros.

Con esta cantidad de agua caída, los bellos paisajes que habían desaparecido por culpa de la sequía comenzaron a regresar.

Agencia Uno

Un gran ejemplo de esto es la laguna de Peñuelas, ubicada en la Región de Valparaíso. Esta se había secado completamente debido a la falta de lluvias, causando un grave daño a todos quienes dependían de sus aguas para subsistir, tanto humanos como animales.

En dicha región, las precipitaciones de los últimos días hicieron que se superara en un 50% el total alcanzado a la misma fecha del año pasado.

Agencia Uno

Ahora, gracias a las intensas lluvias, la laguna de Peñuelas volvió en gloria y majestad.

Si bien aún falta más lluvia para que vuelva a su máximo esplendor, las fotografías comparativas de enero y junio de este año dan muchos motivos para celebrar. 

Agencia UNO

Los chilenos ahora festejan la recuperación de sus paisajes y reservas de agua y esperan que este 2020 traiga aún más agua para espantar de una vez por todas el fantasma de la sequía.

Puede interesarte