Por Camilo Morales
30 agosto, 2021

“Al usar una mezcla de plata-cobre formando una nanocapa de espesor entre 30 y 40 nanómetros, se ofrece una doble protección contra el virus y bacterias”, explicó la líder del proyecto, Sandra Rodil.

Desde que comenzó la pandemia de COVID-19 que ciertos implementos se hicieron indispensables para prevenir los contagios. Esos son el alcohol gel y los cubrebocas. Con eso bajan mucho las probabilidades de contraer el virus que se expande a través de las gotitas de saliva.

Pero hace poco una institución educativa de México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), inventó un importante utensilio que podría ser esencial a la hora de combatir el coronavirus: un cubrebocas antimicrobiano que podría destruir el SARS-Cov-2, virus que produce la enfermedad.

UNAM

Hay que tomar en cuenta que los cubreboca quirúrgico logra ser una barrera para el virus. Pero este nuevo invento podría desactivarlo, según informó El Universal.

Este implemento nació como un proyecto universitario, que fue liderado por Sandra Rodil, del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, en el cual se creó un material que fue b autizado como SakCu, que es la combinación entre la plata y el cobre.

UNAM

Además de tener un material que podría destruir al virus la mascarilla es reusable, algo que se diferencia de los cubrebocas quirúrgicos que protegen a las personas por un par de horas. Este utensilio inventado por la UNAM tiene tres capas elaboradas de algodón formadas por nanocapas de plata y cobre.

La especialista y líder del proyecto explicó que “al usar una mezcla de plata-cobre formando una nanocapa de espesor entre 30 y 40 nanómetros, se ofrece una doble protección contra el virus y bacterias“. Incluso, agregó que el material podía “soportar 10 lavados“.

UNAM

Luego de varias pruebas e investigaciones los científicos se dieron cuenta que la concentración del virus desaparecía en más de un 80% cuando tenía contacto con el material. De hecho, después de dos horas el ARN del virus ya desaparecía.

Ahora, según la académica, se está evaluando de qué forma se va a hacer para que las mascarillas estén al alcance de las personas.

Puede interesarte