Por Daniela Morano
27 diciembre, 2018

Desde que se fue a vivir a otro estado, no ha podido recaudar suficiente dinero para viajar. No querían que se perdiera otra Navidad.

Durante la época navideña es normal querer compartir con los seres queridos, sean estos familiares, amigos o pareja, pero no todos pueden. Hay quienes viven lejos de sus familias y no les alcanza el dinero ni el tiempo para visitarlas, haciendo de estas fechas un momento menos alegre de lo que suele ser para la gente en general.

Julissa Cuevas va a la universidad en Pennsylvania, lejos de su casa en California. Para pagar sus estudios, debe trabajar mucho y eso la dejó sin dinero por segundo año consecutivo justo para la Navidad. 

Julissa Cuevas

Sus compañeros de trabajo lo sabían, y no querían que Julissa una vez más se perdiera de las fiestas por no tener suficiente dinero, así que entre todos se organizaron para darle una emotiva sorpresa.

Julissa Cuevas
Julissa Cuevas

«¡Oh no lo puedo creer», dice Cuevas en el video, cuando recibe en sus manos pasajes de avión para California. Llorando, sus compañeros se acercan a abrazarla y demostrarle lo mucho que la aprecian. 

«Decidí irme a estudiar a Pennsylvania… a casi 4 mil kilómetros de casa. Todos los años me digo que guardaré suficiente dinero para ir a casa, pero es difícil por los gastos mensuales», escribió en su Facebook.

«Eso ha complicado mis planes y no he ido a casa en casi dos años. He estado trabajando en el comedor de la universidad desde mi segundo año, jamás pensé que estaría rodeada de personas tan maravillosas. Hoy, me sorprendieron con pasajes a California. Sí, estas magníficas personas se aseguraron que me fuera a casa para las fiestas. Me siento muy bendecida. Son maravillosos y no podría haber pedido una mejor familia. ¡Gracias a todos los que ayudaron!».

De esto se trata el espíritu navideño.

Puede interesarte