Por Alejandro Basulto
23 septiembre, 2019

Teniendo apenas 16 años, la activista sueca logró convocar a grandes multitudes, en su mayoría jóvenes, tras manifestarse en solitario todo los viernes para exigir que los líderes mundiales actúen contra el cambio climático.

Todo partió en un frío agosto del 2018. Como todos los viernes, Greta Thunberg había salido de la escuela para colocarse frente al parlamento sueco con un cartel que decía «huelga escolar por el clima». Se manifestaba ante la desidia y la falta de acción de los líderes mundiales contra el cambio climático, crisis ecológica que según diversas cifras, muchas entregadas por la misma ONU, tiene a varias zonas del mundo en situaciones críticas. Greta consciente de esto, intentaba hacerle frente como podía. Sola en un principio, pero después se le sumaron millones.

Getty Images

Debido a que en varios de esos viernes, fue sumando a algunos amigos. Y tras irse incorporando de a poco más amigos y conocidos, su pequeña movilización terminó siendo algo de decenas y cientos de personas que tras ver la perseverancia y convicción de Greta, decidieron unirse a ella en su lucha. Y no solo su ejemplo les conmovió, sino que ella les terminó por convencer de que el mundo se encuentra en un periodo de inflexión en que se debe actuar o sufrir las peores consecuencias.

Getty Images

Actualmente son millones las personas que se manifiestan siguiendo el ejemplo de Greta Thunberg. Quien tras ser una estudiante más en su colegio, hoy se encuentra en Nueva York asistiendo a eventos de la ONU sobre la crisis climática. Con su potente y convincente discurso, que además, por sobre todo, es sumamente sincero, Greta no deja de sumar adherentes, obligando a los líderes mundiales a unírsele o a quedar mal atacándola y actuando de manera negacionista ante el calentamiento global.

Getty Images

“Solo hemos nacido en este mundo, vamos a tener toda nuestra vida con esta crisis. También lo harán nuestros hijos y nietos y las generaciones futuras (…)No vamos a aceptar esto. Estamos en huelga porque queremos un futuro y vamos a seguir adelante”

– declaró Greta a Reuters.

Según el alcalde de la ciudad de Nueva York, en las calles de Manhattan más de 60.000 personas se manifestaron en la gran marcha por el cambio climático que convocó Greta y compañía. Una gran demostración de como ha crecido su influencia y lucha en el mundo.

 

Puede interesarte