Está claro que este hombre hizo las cosas bien con sus hijas.

Si un padre quiere saber qué tan bueno ha sido con sus hijos, deberá ver cómo reaccionan ellos ante un problema que él mismo tenga. Al menos así Sudip Dutta, un padre de dos chicas, pudo darse cuenta de que había hecho las cosas bien.

Resulta que el orgulloso papá recientemente había sido diagnosticado con hepatitis B positiva y el único tratamiento que le recomendaban era el trasplante de hígado.

Por eso fue ingresado al Hospital Narayana en India y se mantuvo hospitalizado por 20 días.

Aunque el costo del trasplante era muy alto, sus hijas -Ruby y Rakhi Dutt- estaban dispuestas a pagarlo con tal de que su padre estuviera a salvo. Sin embargo los días pasaban y no aparecía ningún donante de hígado.

RVCJ News

Entonces, decidieron cambiarlo de hospital y ambas lo llevaron al Instituto Asiático de Gastroenterología (AIG) en Gachibowli, Hyderabad. Una vez ingresado, la doctora Rajendra Prasad le sugirió a Ruby, de 25 años, que donara parte de su hígado a su padre y ella accedió.

Pero después de hacer todas las pruebas necesarias, el resultado arrojó que no eran compatibles.

Rahki, de 19 años, también quiso intentarlo.

RVCJ News

Y cuando la prueba informó que su estructura hepática coincidía con la de su padre, ella se ofreció a darle el 65% de su hígado para curarlo y salvarle la vida, pues en ese momento ya tenía un 80% de probabilidades de morir.

RVCJ News

Pero no satisfechas con darle una nueva oportunidad, ambas se quedaron a su lado durante los 4 meses que tardó la recuperación de la cirugía.

¡No hay dudas de que este padre fue ejemplar para ellas!

Puede interesarte