Por Cristofer García
13 enero, 2022

“Señores pasajeros, un aviso muy especial. Les habla un conductor en su última vuelta después de 44 años a vuestro servicio, cuidemos el Metro. Un abrazo para todos. Hasta siempre”, dijo Cástulo Araya en su viaje final como conductor en el Metro de Santiago, Chile. Le agradecieron su servicio.

Hay quienes se sienten tan a gusto en sus puestos de trabajo que pueden pasar toda una misma laborando en el mismo sitio sin darse cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Y es que, cuando se está en el lugar correcto no hay necesidad para moverse de ahí.

Así es el caso de Cástulo Araya, un conductor de trenes del Metro de Santiago, capital de Chile, quien recientemente dio su último viaje al volante luego de 44 años prestando servicio a esta empresa gubernamental de transporte.

Metro de Santiago

Tal como se puede apreciar en un video compartido por el Metro de Santiago en su cuenta en la red social Instagram, Araya, quien recorría las 4 y 4 A, expresó unas emotivas palabras de despedida a los pasajeros que lo acompañaron en el último de los viajes que realizó como conductor.

“Señores pasajeros, un aviso muy especial. Les habla un conductor en su última vuelta después de 44 años a vuestro servicio, cuidemos el Metro. Un abrazo para todos. Hasta siempre”, dijo Araya a través del micrófono que comunica con los vagones, cuando llegaba a la estación terminal.

Metro de Santiago

El mensaje conmovió a los usuarios que viajaban en el tren y estos no tardaron en acercarse a despedirlo con aplausos cuando salió de la cabina.

Según publicó el Metro en su página web, esto ocurrió el pasado 6 de enero y Araya estaba preparado para que día de despedida. “Me levanté temprano sabiendo que no sería un día normal, era mi último día en la Operación de Metro, habían sentimientos encontrados, pero me despedía arriba del tren”, relató el conductor.

“En mi último recorrido hicieron un llamado general desde el puesto de comando informando a toda la Red lo que ocurría. Después de 44 años, me despedí de los pasajeros en mi último recorrido desde la unidad 433 del AS 2002″, agregó.

Metro de Santiago

Araya también quedó conmovido con la reacción de los pasajeros al acercarse a felicitarlo y despedirlo, además que había una sorpresa entre la gente.”Me despedí y les di un abrazo, fue muy espontáneo, me llevé una gran sorpresa al ver que mi mujer y mi hija iban arriba del tren en mi último viaje”, expresó.

Este conductor entró a trabajar al Metro en 1978, cuando hizo su postulación junto con muchos otros jóvenes. Después de quedar, más nunca se salió de la empresa que lo acompañó la mayor parte de su vida.

“Yo ingresé a Metro el año 1978, postulamos más de 1.000 jóvenes en esa época, para ocupar el cargo de conductor de Metro. Cuarenta eran las vacantes y nos separaron en dos grupos de 20 personas para los cursos que duraron cinco meses”, recordó.

Metro de Santiago

“Los primeros años fueron muy difíciles, pero teníamos trabajo y eso era importante. Metro me dio estabilidad laboral, social y familiar, por más de 43 años. Sus organizaciones internas han sido soporte de desarrollo y estabilidad”, añadió, Araya, quien también formó parte del sindicato.

Metro de Santiago

Ahora finalmente tiene tiempo para atender otras responsabilidades en su hogar. “Haré todo lo posible por ser feliz junto a mi esposa, hijos y nietos en esta nueva etapa de mi vida, adiós y gracias“, dijo.

Puede interesarte