“Puedo hacerlo y voy a hacerlo, y nadie me va a detener”.

Kayleigh Williamson, de 26 años de edad, tenía un sueño que se había planteado desde hacía tiempo. El día que lo hizo realidad se convirtió en el orgullo para su familia y en un ejemplo para todo el mundo; se convirtió en la primera mujer con síndrome de Down en terminar el Medio Maratón de Austin, Texas.

Llegó a la línea de meta después de recorrer más de 21 kilómetros en 6 horas, 22 minutos y 57 segundos.

Fuente

La decidida atleta dijo a los medios que se propuso llegar a la meta a como diera lugar y que se sentía muy orgullosa de ella misma por haberlo conseguido.

Fuente

Sandy, mamá de Kayleigh, en realidad no está sorprendida de que su hija haya logrado tan importante hazaña, porque la muchacha siempre ha sido muy dedicada a los deportes.

Kayleigh ha practicado combate de contacto durante 3 años, es nadadora y ha jugado basquetbol en competencias olímpicas.

Fuente

Durante el maratón, Kayleigh tuvo algunas dolorosas dificultades pero eso no impidió que terminara la carrera satisfactoriamente. De hecho, antes de iniciar, quiso ser muy sincera con mamá Sandy.

“Puedo hacerlo y voy a hacerlo, y nadie me va a detener“.

-KayleighWilliamson-

Fuente

Cada vez que Kayleigh se detenía durante y la carrera y sentía no poder continuar más, había decenas de aplausos y gritos que la animaban para continuar. Era toda una ciudad con los ojos centrados en ella.

Fuente

Se lesionó el tobillo en determinado punto del maratón pero todos los espectadores y otros participantes la alentaron.

En la meta había 15 o 20 personas esperando para verla llegar. Todo se convirtió en algarabía cuando Kayleigh cruzó la línea y se convirtió en una atleta inolvidable.

Fuente

¡Felicidades, Kayleigh!

Puede interesarte