Por Moisés Valenzuela
6 septiembre, 2018

La pequeña lloró de emoción al ver a toda su familia reunida después de mucho tiempo.

Aunque nos gustan, nunca estamos preparados para una sorpresa. Sobre todo porque a veces nos emocionamos y no logramos contener el llanto. Así que si van a haber sorpresas, con una en el día es suficiente, ¿pero dos?

Justamente eso fue lo que le sucedió a la pequeña Kaydence. La niña fue al hospital a conocer a su hermanito que, inesperadamente, nació una semana antes de lo presupuestado. Su madre la esperaba en la habitación y le mostró al bebé que dormía a un lado de la cama.

Su reacción es emocionante, no pudo resistir y comenzó a llorar.

Youtube

La madre le dice que toque las suaves y pequeñas mejillas rosadas de su hermanito, y al hacerlo, Kaydence sollozaba diciendo “es tan precioso”. 

Por momentos se quedó en silencio, sorprendida de que el bebé estuviera junto a ella. Sin embargo, otra sorpresa la estaba esperando.

Entre toda su emoción, la madre le dice que hay otra persona en la habitación a la que tiene que ver. Soprendida, Kaydence volteó.

Al mirar, sólo pudo lanzarse en los brazos del hombre que había entrado: era su padre, quien sin avisarle había vuelto cuatro meses antes de Afganistán. En ese momento, nuevamente las lágrimas invadieron a la pequeña.

Youtube

Los dos emocionantes momentos fueron grabados por la madre desde su camilla, registrando un día que sin duda será para recordar. Sobre todo para Kaydence, quien sin esperarlo encontró a toda su familia reunida en la habitación de un hospital.

Puede interesarte