Por Pablo Román
13 octubre, 2017

Aún existen personas buenas en el mundo.

Hoy, en historias delicadamente inspiradoras, tenemos a Andrea Harrison de 56 años, una mujer que utiliza sus habilidades para tejer juguetes. Ahora, estos no son sólo «juguetes», sino que esconden un propósito especial y hermoso a la vez (y no es de esos degenerados que siempre suelo publicar).

North News

Sucede que Andrea perdió su pierna derecha debido a una diabetes tipo 1, informó Metro.

North News

Su proyecto comenzó cuando conoció la historia de Ffion, de 8 años. Esta niña tenía dificultades para unirse a las actividades de la escuela, ya que su pierna había sido amputada bajo la rodilla.

Entonces Andrea creó un juguete con una pierna amputada para ella.

North News

«Quería convertirla en una muñeca que fuera igual a ella. Le envié un mensaje a su madre preguntándole si estaría bien que le hiciera una y ella respondió que sí. Desde allí, simplemente, todo se disparó. Los mensajes estaban recibiendo atención en Facebook y la gente seguía pidiéndolas», dijo Andrea.

Desde entonces, a enviado cerca de 50 muñecas hechas a mano para niños amputados.

North News

Ahora, también los adultos han comenzado a ordenar sus creaciones, a quienes les exige una donación para comprar una muleta y una rampa para su hogar. Pero cuando se trata de niños, Andrea no pide nada a cambio.

North News

Las buenas acciones siempre serán bien retribuidas.

 

 

Puede interesarte