Cualquier persona que necesite un vaso de agua será bienvenida.

Todos sabemos lo importante que es el agua. Si no bebemos líquido en 3 o 4 días, morimos. Sin embargo, hay muchas personas que no siempre tienen acceso… como es el caso de las personas que no tienen un hogar y viven en la calle.

Pero en Porto Velho, Brasil, podría dejar de ser un problema, ya que una mujer preocupada por estas personas decidió crear un bebedero comunitario a las afueras de su casa.

Y totalmente gratuito.

Diêgo Holanda/G1

Resulta que la abogada llamada Marcia Regina Pini quiso «hacer el bien sin mirar a quien» luego de que se enteró de que muchas personas en situación de calle sufren de problemas renales por no beber suficiente agua cada día.

Así que, intentando revertir esa situación, empezó a construir una fuente de agua pública para que esas personas, o cualquiera que pase por el lugar, puedan saciar su sed. Incluso invirtió en un equipo eléctrico que mantiene el agua fresca en todo momento.

Diêgo Holanda/G1

«Me quedé pensando en una forma en que las personas en situación de calle no necesitaran tocar el timbre, y no solo para atender a esas personas sino a cualquier persona que lo necesite. A fin de cuentas, el agua es la fuente de la vida», comentó Marcia.

Diêgo Holanda/G1

Y para mantener en buen estado la fuente, todos los días ella y su familia la limpian y colocan vasos para las personas.

En un futuro esperan poder abrir un comedor para darle alimentos a los más necesitados.

Puede interesarte