Por Daniela Morano
3 abril, 2018

Las imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas.

Si bien la taxidermia es utilizada para fines culturales como preservar animales en museos para mostrar distintas especies a personas comunes y corrientes, algunos taxidermistas utilizan su talento para otras cosas un poco más…inusuales. Jack Devaney tiene 22 años y es estudiante de la Universidad de Plymouth; para esta reciente pascua de resurrección decidió convertir un adorable conejo en una tostadora.

El año pasado Devaney se hizo famoso luego de que varias de sus obras se hicieran virales y por vender estuches de animales disecados online. Todo comenzó cuando compartió en Imgur una foto 3D del diseño de su estuche “hecho en casa”.

the_world_around_ewe_designs

Su sitio web y página de Facebook tiene varias fotos que nos hacen pensar en Frankestein por su aterradora apariencia. Para él, la creación de este tostador de conejo es la “creación perfecta de pascua”.

“No hay peor manera de comenzar el día que quitando un cabello de tu desayuno, así que ¿por qué no mejor sacar tu desayuno de una liebre?,” dice el video compartido en Facebook para promocionar el producto.

the_world_around_ewe_designs
the_world_around_ewe_designs

¿La mejor parte? Sí funciona, pero el mismo Devaney decidió eliminar el video de la red social ya que varias personas reclamaron.

El año pasado le dijo a The Herald que ha vendido varias de sus creaciones y que “son muy populares en América, pero también en Noruega. Creo que es genial haber logrado vender algunas”.

the_world_around_ewe_designs

Sin embargo, y como es de esperarse, no todos son fans.

“La respuesta siempre es variada. Los comentarios son entre ‘este tipo está loco’ o ‘¿dónde puedo conseguir uno?’. Siempre soy cordial al responder”.

Tras compartir fotos de sus inusuales inventos, fue bloqueado de varios grupos a pesar de que su única intención era “poner una sonrisa en el rostro de la gente”.

El chico trabajó como carnicero durante nueve años lo que lo habría sentir menos dolor con el proceso, además de que ya sabía como trabajar con animales muertos.

El primer paso es quitar la piel y el pelaje, lo cual es mejor hacer cuando están medios congelados ya que ensucia menos: “depende del animal, las ratas son rápido pero los conejos con más delicados”. Luego se rellenan y después se pega la piel con un pegamento especial con el animal de adentro hacia afuera.

Una vez que está listo, se da vuelta una vez más y se aplica un polvo sobre el pelaje con un cepillo.

Por muy famoso que sea ahora, dice que es imposible vivir sólo de esto.

Puede interesarte