Por Constanza Suárez
14 junio, 2019

Kameron Smith logró graduarse y piensa en su futuro en la universidad. Su mamá se recuperó, el esfuerzo valió la pena.

Cuando era tan solo un niño, a la madre de Kameron Smith le diagnosticaron cáncer. Afortunadamente varias personas de su círculo familiar les dieron una mano y los ayudaron durante el difícil momento. Es que la mujer, Toni Church, perdió su trabajo y automóvil. A pesar de las adversidades, pudo seguir con su vida y superar la enfermedad.

Sin embargo, años después el cáncer volvió. Esta vez ya estaba en cuarta etapa y tuvo que someterse a quimioterapia y radiación. Tuvieron que dejar Shelby y por un tiempo se quedaron sin hogar. Así que una vez más tuvieron que acudir a la familia y amigos para tener un lugar donde dormir.

Fue un proceso complicado pero ahora Toni está bien y sus hijos trabajaron duro para quitarle carga, especialmente Kameron, según contó al portal Gaston Gazette.

Mike Hensdill/The Gaston Gazette

Kameron cuidó a su madre durante la enfermedad, además de terminar sus estudios escolares, tenía dos trabajos para pagar las cuentas de la casa. Sus esfuerzos valieron la pena: logró graduarse y Toni ya está bien.

Ahora el joven planea su futuro y ha considerado asistir a Gaston College, para luego ir a la Universidad de Georgia, y estudiar una carrera en logística o control de tráfico aéreo.

Sin duda Kameron es un ejemplo de esfuerzo y cariño. Todo lo hizo por el bienestar de su querida madre.

Puede interesarte