Por Constanza Suárez
2 enero, 2020

Geoffrey Keaton murió junto a su colega Andrew O’Dwyer al suroeste de Sídney. El pequeño de 19 meses llegó con uniforme y su chupete a recibir el reconocimiento.

Los bomberos Geoffrey Keaton y Andrew O’Dwyer, ambos de la Brigada Horsley Park, murieron cuando el camión en el que se encontraban chocó contra un árbol y salió de la carretera el 19 de diciembre en el suroeste de Sydney. Ambos ayudaban en los incendios forestales que afectan a Australia, según consignó BBC.

El pequeño hijo de Keaton, Harvey, de 19 meses de vida, recibió una medalla de valentía póstuma en honor a la noble labor de su padre, durante su funeral. El Comisionado de RFS Shane Fitzsimmons entregó el premio.

EPA

Fue la misma institución la que compartió una conmovedora imagen que muestra al niño recibiendo la medalla – que le entregaron por su valentía y servicio- con el uniforme de la institución.

NEW SOUTH WALES RURAL FIRE SERVICE

También publicaron una foto del niño mirando el ataúd y de una taza que decía: “¡Papi, te quiero hasta la luna y de regreso!”.

NSW RFS

La ceremonia fue organizada por el Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur. Además del menor, también asistió su prometida, Jess Hayes, Shane Fitzsimmons y el Primer Ministro. 

Docenas de bomberos formaron una guardia de honor para saludar hacia el ataúd de Keaton.  O’Dwyer, también padre de un niño, será enterrado la próxima semana.

EPA

Después de su muerte, el ministro Scott Morrison los alabó diciendo que sacrificaron sus vidas en nombre del deber.

“Defendían valientemente a sus comunidades con un espíritu inigualable y una dedicación que los distinguirá para siempre entre nuestros australianos más valientes”, dijo.

NSW RFS

“Su sacrificio y servicio salvando vidas y salvando propiedades serán recordados para siempre. Les deseo a los heridos lo mejor en su recuperación”, agregó. 

Una vez que terminó el servicio en el cementerio Pinegrove en Minchinbury, cargaron en el coche fúnebre el ataúd de Keaton y pasó junto a una gran guardia de honor.

NSW RFS

Desde septiembre, un total de 18 personas han muerto como resultado de los incendios, siete de ellas solo en Nueva Gales del Sur esta semana. 

 

 

 

 

 

Puede interesarte