La veían siempre en la calle, pero todos quedaron boquiabiertos cuando supieron que ahí también estudiaba, hacía sus tareas… y dormía.

Hay historias que pueden ser desoladoras… pero a la vez inspiradoras. Una de esas es la de Megan Faircloth. Esta chica siempre fue un ejemplo para sus compañeros: era una estudiante con las más altas calificaciones,también presidenta del club de literatura y tomaba clases adelantadas por el sólo hecho de querer y querer aprender. Nunca fue soberbia, y todo lo hacía con mucha motivación.

Era muy conocida en East Wake, su colegio secundario de Carolina del Norte, Estados Unidos, y por eso nadie se sorprendió cuando supieron que iría a la Universidad de Stanford. Lo que sí era impresionante era que la misma institución le había escrito a ella, motivándola a postular… sí, ellos la buscaban a ella.

ABC

Pero cuando vieron su emoción y supieron todo lo que le había costado surgir así, nadie podía creerlo. Megan escondía una trágica historia que los dejó boquiabiertos.

ABC

La chica era indigente.

Sí, en el 2015 su familia había sido desalojada de su casa y un poco tiempo después, su madre tuvo una complicada operación para removerle un tumor. Entonces, tuvo que dejar de trabajar y junto a Megan y sus dos hermanas tuvieron que pedir alojamiento casa por casa, luego en un refugio y finalmente terminaron durmiendo en su auto.

Era ahí, o en las plazas públicas, donde Megan hacía sus tareas y estudiaba para sus exámenes.

“Cuando llegaba al colegio, me sentía aliviada y podía dedicarme totalmente a eso. Mis profesores me trataban de igual manera que al resto. No estaría donde estoy ahora si no fuera por ellos. No les importaba donde vivía. Sólo era juzgada por la calidad de mi trabajo. Era una manera de escapar”.

-Megan Faircloth-

ABC

Sabiendo esto, han recibido ayuda y ahora tienen una casa, donde la chica se prepara para su próximo año universitario.

Chris Seward

“Antes de esto, no había pensado en Stanford ni en la posibilidad de ir a ninguna de las mejores universidades… es decir, una escuela prestigiosa como esa. Me hubiera conformado con ir a cualquier universidad en ese punto… porque yo sólo quería educación”.

-Megan Faircloth-

Chris Seward

Con sus palabras, hay una cosa que a todos les queda claro: lo hará increíble. Determinación nunca le faltará.

Te puede interesar