Por Valentina Miranda
16 marzo, 2022

Los niños de una escuela de Okinawa (Bolivia) tuvieron que pararse frente a toda la clase para hacer el ejercicio que la docente les ordenó por no hacer su tarea, y al mismo tiempo repitieron la frase para recordarlo y cumplir para la próxima.

Los tiempos han cambiado y eso se puede notar en el día a día. Por ejemplo, hemos oído de nuestros padres y abuelos cómo eran los castigos que sus padres y profesores les daban por no cumplir sus responsabilidades y tareas.

Crudos relatos que reflejaban la violencia de la época, práctica que ya no se hace en gran parte del mundo y que se condena, aunque los maestros también tenían otros métodos como colocarle “orejas de burro” al niño frente a toda la clase. Si bien pareciera que hoy en día todas las humillaciones y malos tratos quedaron atrás, hay algunos que aplican medidas que son muy cuestionables.

Como el caso de una profesora en en el municipio de Okinawa (Bolivia) que castigó a sus alumnos con sentadillas.

Facebook: Okinawa es Noticia

Tal como se oye, la maestra le ordenó a los niños que no cumplieron con sus responsabilidades a hacer ejercicio físico en la sala y frente a todos los compañeros, quienes vieron cómo hacían las sentadillas y repetían una frase que la docente les obligó a repetir. “Debo hacer mi tarea”, era lo que decían.

El momento quedó registrado en un video que fue subido a una página de Facebook llamada “Okinawa es Noticia”, donde se pudo ver el castigo aplicado.

Facebook: Okinawa es Noticia

Eran más de 4 los estudiantes que estaban de pie en la sala de clases mientras el resto estaba sentado en sus pupitres, en lo que se oyó a la profesora decir la frase que repitieron mientras hacían el ejercicio. Antes de que comenzaran les dijo que colocaran las manos al frente, para hacerlo correctamente de acuerdo a lo que quería.

“Ya rápido, manos al frente. Empiecen”, es la orden que la maestra les dio a los estudiantes y no tardaron en hacerlo.

Facebook: Okinawa es Noticia

Los niños repitieron la frase más de 10 veces para recordar “su lección”, entre risas e incomodidad, cumplieron con el castigo que la docente les aplicó. Una medida que fue muy criticada en las redes sociales, donde los usuarios mostraron su molestia. “Eso era ante que los castigaban, hoy está muy prohibido. Yo diría que está mal, cómo van a hacer eso”, dijo alguien en Facebook.

Mientras que otra parte alabó la práctica. “Eso no es castigo, es hacer ejercicios”, dijo una persona en la publicación, y otra señaló que “No tiene nada de malo, aparte el ejercicio es sano”, en la red social.

Mira el video a continuación.

En casos como este, las opiniones que más peso tendrían sería la de sus padres y sobre todo los niños. Se desconoce si los apoderados han hecho algún reclamo al respecto, pero es posible que más de uno lo haga.

Puede interesarte