Por Luis Lizama
26 marzo, 2020

Junto a válvulas hechas en impresoras 3D, pueden fabricarse ventiladores, funcionando como una alternativa a los respiradores. En Madrid (España) ya se están utilizando, en pacientes con casos leves, que no necesitan intubación.

Hace unos días informábamos de la buena noticia que unos ingenieros habían dado el mundo. Utilizando máscaras para bucear, las tradicionales que venden en muchas tiendas, construyeron ventiladores artificiales para los pacientes con Covid-19. Junto a dispositivos hechos en impresoras 3D, se logra un equipo que va en directa ayuda de hospitales.

Siguiendo aquella línea, la tienda deportiva Decathlon ha dejado de vender este tipo de máscaras, con el objetivo de donarlas al combate del coronavirus. Todos juntos, podremos vencer a esta pandemia.

EPA

Según ha informado El Mundo, la empresa que posee sucursales en diversas partes del mundo ha bloqueado la venta de este tipo de máscaras, utilizadas para el buceo, snorkel y actividades acuáticas.

Y es que al parecer estos objetos están siendo muy efectivos a la hora de cubrir el rostro de los pacientes con coronavirus.

Un centro hospitalario de Madrid ya las está utilizando y con mucho éxito, como una alternativa a los respiradores.

Paciente utilizando la máscara (Twitter @SEMPCBOADILLA)

Ante este tipo de dispositivos aparece la gran duda de ¿Cómo puede fabricarse un ventilador con estas máscaras? Bueno, aquí te dejamos la respuesta:

De momento se utilizan en casos leves de Covid-19, donde los pacientes no necesitan intubación. A pesar de estar hechas para realizar deporte, el ingenio de algunos profesionales ha sido tal, que la han buscado este nuevo funcionamiento.

Decathlon ha tomado el hecho como algo muy positivo y está haciendo seguimientos a varios grupos de trabajo que prueban las máscaras.

EPA

«Estamos viviendo una situación de crisis sanitaria sin precedentes y, por eso, desde el equipo de Decathlon España, como parte nuestra responsabilidad y labor de solidaridad hemos proporcionado a ingenieros y doctores de distintos hospitales de España los planos 3D de la máscara».

Informó la empresa a El Mundo.

La idea original viene desde Italia, pero visto la emergencia, toda ayuda e idea ha sido bienvenida. Esperamos que pueda replicarse en muchos lugares del mundo y de forma exitosa.

EPA

Ante la carencia de este tipo de productos médicos, muchas personas, organizaciones y empresas están haciendo cosas. Si todos nos unimos y ponemos un poco de fuerza, venceremos a esta pandemia, de eso no hay dudas. 

Decathlon ya lo está haciendo, con algo tan sencillo como bloquear la venta de máscaras «para poder proporcionar el stock disponible a los hospitales que lo puedan necesitar».

¡Gracias!

Puede interesarte