Por Pamela Silva
6 febrero, 2018

Nadie lo podía creer.

Miss Virtual Kazajstán es un concrso de belleza online del país que solía pertenecer a la Unión Soviética que no tiene mucha ciencia, para ser honestos: las chicas postulaban al concurso, la gente votaba por ellas y de a poco iban quedando cada vez menos participantes, hasta llegar a la vencedora.

Resulta que más de cuatro mil chicas postularon al concurso y entre las finalistas quedó Alina Alieva. El problema es que Alina no es una mujer, sino que Ilay Dyagilev, un chico de 22 años.

east2west news

La intención de Ilay no era estafar a los organizadores del evento, robarse el premio ni engañar a nadie, sino que simplemente lo realizó como una acción de protesta en contra de los estereotipos de belleza.

“Mis amigos y yo tuvimos un debate sobre la belleza y decidí participar en el concurso. Siempre he sido un campeón de la belleza natural. Se puede ver que muchas mujeres jóvenes se ven idénticas, con el mismo maquillaje, el mismo estilo, y creen que son hermosas si siguen las tendencias. No lo creo”.

Ilay Dyagilev.

east2west news

Sin embargo, cuando descubrió que llegó a la final del concurso se dio cuenta que el asunto había llegado demasiado lejos y que era necesario decir la verdad.

Los organizadores del evento reconocieron estar “conmocionados” cuando se enteraron de la verdad. Aparentemente, ni siquiera se les cruzó por la cabeza que Alina fuera en verdad un hombre.

east2west news

Obviamente, a Ilay lo removieron de los finalistas y lo reemplazaron por otra chica, Aikerim Temirkhanova.

¿Cree que hay alguna lección detrás de esta acción? ¿Qué sirvió de algo? Yo personalmente, que si. Que basta de esta heteronorma de que hombres por un lado, mujeres por el otro. De que pensar que la belleza está relacionado a un género y no a una actitud frente a las cosas.

east2west news

¿Cómo lo encuentran más guapo? Yo, honestamente, de ambas formas. 

Puede interesarte