Una organización comprometida a transformar a los «niños más pobres en los líderes del mañana» le dio una beca completa para la Universidad.

No todos los niños son tan afortunados de poder estudiar. Muchos tienen que trabajar para poder ayudar a sus padres a generar algún tipo de ingreso para mantener a la familia, quedando condenados a vivir en la pobreza a menos de que ocurra algo que cambie su destino.

Ese fue el caso de Sophy Ron, una chica que a los 11 años jamás había asistido a la escuela, ya que trabajaba en un basurero municipal de Stung Meanchey en Phnom Penh, un relleno sanitario que cubre unas 40 hectáreas.

Y lo hacía solo para ayudar a su familia.

Cambodian Children’s Fund / Facebook @Sophy Ron

Por suerte la salvación llegó a su vida. Un día el Fondo para Niños de Camboya (CCF), una organización sin fines de lucro, la encontró y se comprometieron a cambiar su futuro, pues ellos son reconocidos por transformar a los «niños más empobrecidos del país en los líderes del mañana».

Así fue como, con la ayuda de ellos, la niña logró estudiar hasta llegar al Trinity College de la Universidad de Melbourne, desde donde se graduó con el mejor promedio y donde pronunció un hermoso discurso de clausura.

Facebook @Sophy Ron
Facebook @Sophy Ron

Y en reconocimiento a su inspiradora historia, Ron recibió una beca completa para comenzar su licenciatura en la Universidad de Melbourne.

Cambodian Children’s Fund
Facebook @Sophy Ron

Aunque por ahora está de vuelta en Camboya para celebrar con sus seres queridos el éxito alcanzado.

¡Un aplauso para esta chica!

Puede interesarte