Por Luis Lizama
10 agosto, 2020

A pesar querer estar juntos, no pueden por el distanciamiento social. De todas formas se las arreglaron para seguir viéndose y compartiendo. El amor no tiene límites ❤️.

La pandemia del coronavirus ha cambiado muchísimas cosas, sobre todo la forma en que nos relacionamos. Muchas familias han quedado separadas, también parejas y amigos, pero lamentablemente es algo necesario. Mantener la distancia social es de lo más difícil, más todavía para quienes acostumbramos a abrazar y entregar nuestro cariño.

A pesar de todo lo anterior, el amor no tiene límites. Muchos se las han arreglado para seguir viendo y comunicándose con sus seres queridos, siguiendo las recomendaciones y evitando posibles contagios. Así lo ha hecho este pequeño niño de traje amarillo, que diariamente visita a su abuelita para leer un cuento juntos desde el jardín. Se extrañan mucho y quieren abrazarse, pero saben que es importante mantener la seguridad. Esto es amor puro, entre un nieto y su abuelita.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

This little boy reads books in the rain with grandma to keep her safe. We can’t wait until we can hug our grandparents for real 😭. (🎥: @katy_robin_garton )

Una publicación compartida por E! News (@enews) el 4 de Ago de 2020 a las 6:01 PDT

De momento se conforman con mirarse, conversar y decirse lo mucho que se quieren. Estaban acostumbrados a pasar días juntos, pero la pandemia les ha quitado esa linda posibilidad.

Para estar seguros es primordial mantener las medidas de seguridad, entre ellas el distanciamiento social. Ellos lo entienden y por eso mismo no se tocan ni acercan. El pequeño llega hasta el jardín de su abuela todos los días, con un libro o con la disposición de escuchar a su “nona”.

Instagram E! News

Esta tierna situación se dio a conocer a través de la red social Instagram, donde tiene más de 2,5 millones de reproducciones. Es todo un fenómeno.

Su madre fue quien grabó el vídeo, al ver la tierna escena del niño con su traje amarillo, paraguas y la abuela en el interior de la casa .

Instagram E! News

“No podemos esperar para abrazarte de nuevo”, dice la descripción del vídeo que publicó mamá.

Pero no es el único que la visita, ya que su pequeño hermanito también lo acompañó en algunas ocasiones. Cada vez falta menos para terminar con este virus, o al menos para volver a abrazar a nuestros seres queridos. Debemos resistir, ser responsables y fuertes.

Puede interesarte