Por Cristofer García
15 diciembre, 2020

Delfina Polo Vivero pasó casi 3 meses hospitalizada para mejorar. “Me tocó empezar de nuevo a hablar, abrir la boca, escribir, caminar, vestirme y conducir”.

Aunque ya han pasado 9 meses desde que el COVID-19 fue declarado como pandemia, los contagios no han parado y cada vez se ven casos más severos. Delfina Polo Vivero, una doctora en Cartagena, Colombia, tuvo que pasar casi 3 meses hospitalizada para superar la enfermedad y ahora las secuelas son graves.

Delfina, quien trabajaba en el Hospital de la Policía Nacional, en la dependencia de Sanidad Bolívar, no se esperaba que las consecuencias de haber contraído el coronavirus fueran tan delicadas, pero ahora ha afrontado una larga recuperación debido al delicado cuadro que presentó.

Delfina Polo Vivero

“Para el 7 de junio de 2020, domingo, empecé con fiebre y dificultad respiratoria, tengo un antecedentes, soy asmática. El lunes sentía la dificultad respiratoria a medianos esfuerzo”, comentó Polo Vivero en una publicación en su cuenta en la red social Facebook.

No obstante, lejos de mejorar, su condición empeoró y tuvo que ser ingresada a un hospital. En un examen de tórax descubrió que la enfermedad había comprometido el 80% de sus pulmones, con una saturación de 85% en ellos.

Delfina Polo Vivero

“Duré 17 días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica de Torices, fui intubada y de lo mal que estaba que no daba esperanza por mí. Por mi estado y (para) salvar mi vida era candidata a terapia de Oxigenación por membrana extracorpórea, por lo cual fui traslada de forma aérea a la Fundación Cardiovascular de Colombia, dijo.

Aunque la esperanza era poca, el tratamiento funcionó. Bajé 25 kilogramos, no me acuerdo de mucho, solo que quería descansar, ya no podía más. Le doy gracias a Dios por ese hombre que tengo a mi lado que se ha ganado el cielo, que estuvo al pendiente a mí, que se fue a una ciudad desconocida a cuidarme”, comentó Polo Vivero.

Delfina Polo Vivero

“Me dieron de alta 22 de agosto 2020, incapacitada por 6 meses me tocó empezar de nuevo a aprende hablar, abrir la boca, escribir, caminar, vestirme y conducir. Gracias a terapia físicas, terapia ocupacional y fonoaudiología, que fueron en clases virtuales, tuve una mejoría 90%, no me quiero imaginar si fueran presenciales”, agregó.

Delfina Polo Vivero

Esta joven doctora, que trabajó en la primera línea de combate contra la pandemia, ahora pide que la ayuden debido a que lo ha perdido todo y no puede trabajar, por su condición de salud.

Delfina Polo Vivero

“Quedé con secuelas de por vida: hipertensa, diabética, anticoagulada con solo 30 años (…) con mi historia ojalá cojan conciencia de que este virus no es un juego y es mortal. A las familia que han perdido a alguien por COVID, fortaleza, expresó.

Puede interesarte