Por Constanza Suárez
30 junio, 2020

Por la pandemia, Kent Taylor, fundador de Texas Roadhouse, en Estados Unidos decidió no percibir el dinero en su cuenta y además asegurar el salario completo de sus empleados. Un ejemplo.

Kent Taylor, fundador de Texas Roadhouse, un restaurante de Louisville, Kentucky, Estados Unidos ha sacrificado sus ingresos anuales y bonos por el bienestar de sus trabajadores durante la pandemia.

Taylor donó 5 millones de dólares y  además se comprometió a un fondo llamado Andy’s Outreach, que creó hace 18 años para ayudar a los empleados a cubrir los costos de alquiler, pagos de hipotecas y gastos funerarios.

Facebook Texas Roadhouse

Sus donaciones le han permitido mantener a todo el personal con sueldo completo en sus 600 restaurantes, a pesar de que el negocio sufrió un gran golpe debido a las medidas de cierre.

El hombre de 64 años dijo a People que hizo es sacrificio porque “así fue como me criaron. Hice lo que sentí que era correcto”.

“Este es ese tipo de tiempo en el que tienes que persistir y pensar de manera diferente y cuidar a los que están contigo y levantar el ánimo de todos y marchar hacia adelante”, continuó. 

Facebook Texas Roadhouse

Hablando más sobre su caritativa obra y por qué creó el fondo de apoyo para su personal hace casi 20 años, dijo: “Estábamos haciendo eso para cuidar a nuestra gente que podría tener un ser querido que necesitara dinero para un funeral o una operación. Pasaría a donde las personas dieran parte de su sueldo, ya sea 10 centavos de $ 10, para ayudar a nuestra gente en momentos de necesidad”.

Sin embargo, los últimos meses han sido difíciles y Kent notó que sus trabajadores necesitaban ayuda. 

“Tengo 64 años y llamo a personas menores de 55 niños. Así que tengo 70,000 niños, y ustedes quieren cuidarlos. Lo relaciono con mi propia familia personal y quiero cuidar de mi familia, así es como lo veo”, dijo a People. 

Facebook Texas Roadhouse

“Cuando estás deprimido, eso se te queda grabado en la cabeza. Mucha gente piensa que cuando lo haces más tarde en la vida, se va, pero se queda en tu cerebro. Más adelante en la vida quieres devolver algo en el mismo camino. Quiero que transfieran el amor que les estamos mostrando a otras personas”, sentenció.

Puede interesarte