Por Alejandro Basulto
4 abril, 2019

Lo que tuvo que enfrentar Amélia para engendrar a su hija Sara, supera todo lo conocido. Pocas personas pueden decir que parieron en medio de un ciclón como el Idai.

Hace casi 20 años había ocurrido un hecho parecido. La joven Sofía paría a su hija en un árbol mientras intentaba al mismo tiempo salvarse de la tormenta e inundaciones que azotaban a su pueblo. Sofía y su hija recién nacida, Rosita Mabuiango, fueron rescatadas por un helicóptero. Después, con más calma, Sofía relató a los medios internacionales todo lo que le dolió y lloró, pero agregó:

«Mucha gente perdió todo en las inundaciones, pero yo gané algo»

dijo al medio local Mail and Guardian.

Rosita Mabuiango, 19 años tras que naciera en un árbol | BBC

Ahora tras casi dos décadas después de ese milagroso incidente, Amélia pasó por lo mismo. Aferrada con todas sus fuerzas a las ramas de un árbol de mango y sujetando al mismo tiempo a su hijo de 2 años, se encontró forzada a dar a luz en las alturas. Al igual que como pasó como Sofía y Rosita Mabuiango, todo terminó bien. Amélia pudo conocer a su hija recién nacida, Sara, quien nació sana y a salva, a pesar del contexto hostil en que se encontraban.

«Estaba en casa con mi hijo de dos años cuando de repente, sin previo aviso, el agua comenzó a entrar en la casa (…) no tuve más remedio que trepar a un árbol. Estaba sola con mi hijo«

contaría Amelia tiempo después a Unicef.

Amélia logró engendrar a su hija en medio de inundaciones que se han llevado la vida de cientos de personas | Getty

Esta familia fue rescatada tras que pasaran dos días desde que Amélia diera luz a Sara. Unos vecinos las socorrieron después de que esta tormenta en Mozambique acabara matando a más de 700 personas.

El Ciclón Idai se ha llevado la vida de centenares de personas en todo el África sur, pero ni este poderoso fenómeno de la naturaleza pudo hacerle frente a la fuerza que tiene una madre con el deseo de proteger a su familia.

Ni el poderoso Ciclón Idai puedo con la fuerza de una madre como Amélia | Getty

Actualmente, según informa la BBC, Amélia y su familia se encuentra alojando en un refugio temporal en las cercanías de Dombe, gozando de buena salud y con la confianza que habiendo superado lo más difícil (e imposible), no hay nada que pueda hacerle frente a su deseo de sobrevivir.

 

 

Puede interesarte