Por Renato Satta
25 noviembre, 2014

En los momentos más altos de estrés, el aburrimiento o la desesperación por un cambio, probablemente todos hemos compartido el mismo sueño: ¿por qué no dejar todo y viajar?. Muchos afortunados lo hacen por unos pocos meses, o incluso un par de años, pero tal vez los no hay viajeros modernos más ambiciosos que Gunther y Christine Holtorf, que iniciaron en 1990 una gira por África en un Mercedes Benz clase G llamado ‘Otto ‘, y nunca miraron hacia atrás. Durante los siguientes 20 años, el trío acumularía casi 880.000 kilómetros (550.000 millas) a través de 177 países. Nunca durmieron en un hotel, prefiriendo colgar hamacas o dormir dentro de Otto, un coche que requiere una reserva de 400 piezas de repuesto atado al techo para reparaciones de emergencia.

otto-1 otto-2 otto-3

341115_284518028330479_1720525187_o otto-4

Sus aventuras los llevaron a encuentros con numerosas culturas que desaparecen, la fauna extraordinaria, y un permiso especial para conducir por tanto Cuba e incluso Corea del Norte. También hubo situaciones políticas difíciles, accidentes de carrocería de menor importancia, y no menos de cinco casos de malaria. Christine falleció en 2010, pero Gunther, ahora de 76 años, continuó viajando por varios años más antes de regresar recientemente a Berlín.

httpv://youtu.be/sEqqE0R319E

Original: Visto en PetaPixel

Puede interesarte