Por Constanza Suárez
26 junio, 2020

Marsha P. Johnson vivió la violencia de la policía en el bar The Stonewall Inn y lideró una serie de protestas, que más tarde se expandieron por el mundo. También dio asilo a homosexuales que quedaron sin hogar por el rechazo de sus familias.

Junio es el Mes del Orgullo, donde personas de todo el mundo se unen para celebrar a la comunidad LGBTQ + y crear conciencia sobre las desigualdades que aún deben soportar. 

Este año, las protestas mundiales contra el racismo de Black Lives Matter han puesto bajo la lupa la importancia de los activistas gays y trans negros. Una que necesita mayor reconocimiento es Marsha P. Johnson: activista de derechos trans que jugó un papel importante en la historia del movimiento LGBTQ+.

Netflix

Marsha P. Johnson fue una mujer afroamericana y transgénero de Nueva Jersey, cuyo activismo en los años 60 y 70 tuvo un gran impacto. En esos años, la homosexualidad, y cualquier signo de diversidad sexual, era calificada como una enfermedad. Muchos fueron amenazados y golpeados por la policía y rechazados por su orientación sexual. 

La drag queen tenía 23 años cuando la policía allanó un bar gay en Nueva York llamado The Stonewall Inn y obligaron a los asistentes a abandonar el lugar, para luego utilizar la fuerza y la violencia. Era junio de 1969. 

Marsha, que vivía y trabajaba en Nueva York en ese momento, fue una de las figuras clave que se enfrentó a la policía durante las redadas. Se resistió al arresto y en los días siguientes lideró una serie de protestas exigiendo derechos para las personas homosexuales.

LGBT Community Center National History Archive

Al igual que las recientes marchas de Black Lives Matter en los Estados Unidos, las noticias de estas protestas se extendieron por todo el mundo, inspirando a otros a unirse. 

Colección digital de la Biblioteca Pública de Nueva York

Un mes después de las protestas, la primera marcha abiertamente gay tuvo lugar en Nueva York, un momento crucial para la comunidad gay y trans de todo el mundo. 

Autor desconocido. Ayúdanos a encontrarlo.

Más tarde, Marsha y su amiga Sylvia Rivera, quien también era activista, fundaron STAR – Street Transvestite Action Revolutionaries, una organización para apoyar a las personas homosexuales y trans que habían quedado sin hogar. Dedicó gran parte de su vida a ayudar a otros, a pesar de sufrir varios problemas de salud mental.

Fue apodada la «Santa de Christopher Street» (donde se encuentra el Stonewall Inn), porque era conocida por su generosidad hacia las personas en la comunidad LGBTQ + de Nueva York.

Raldolfe Wicker

En 1992, Marsha desapareció y la policía encontró su cuerpo muerto seis días después. Los informes apuntaban a un suicidio, pero en 2012 se logró que trataran su muerte como un posible asesinato. Después de que la policía de Nueva York reabrió el caso, la policía reclasificó la causa de muerte de Johnson de «suicidio» a indeterminada.

El legado de Marsha sigue vivo hoy en organizaciones como el Instituto Marsha P. Johnson, que protege y defiende los derechos humanos de las personas transgénero negras.

Colección digital de la Biblioteca Pública de Nueva York

En febrero de 2020, el alcalde de Nueva York cambió el nombre del parque estatal East River en Brooklyn, el parque estatal Marsha P. Johnson y anunció que se creará una estatua en su honor, que se revelará en 2021.

Puede interesarte