¡Era la versión en miniatura de su gran ídolo!

Era la visita que este pequeño niño había soñado en toda su corta vida. Por fin estaban en el castillo de Windsor y podría conocer a los guardias que se encargan de la seguridad del recinto. Algo maravilloso sucedió cuando hicieron el cambio de guardia.

Uno de ellos se acercó al pequeño al romper filas.

Facebook

El niño estaba asombrado de ver marchar a los uniformados y permaneció muy atento a su paso frente a él. Para ese día tan especial iba vestido con el uniforme de verano de los guardias, y llamaba mucho la atención ese pequeño niño de rojo.

Mientras los hombres desfilaron frente a él y entraron al castillo, el niño mantuvo un respetuoso saludo.

Facebook
Facebook

Después de que terminaron su deber oficial y rompieron filas, uno de los protectores del castillo regresó hasta donde estaba el pequeño. Se paró frente a él y le señaló que se acercara.

Facebook
Facebook

Sin dudarlo dos veces, el niño se acercó rápidamente y sonrió para la foto con su ídolo. ¡Increíble! Mira el video.

¡Un emocionante momento que seguramente el pequeño nunca olvidará!

Puede interesarte