Por Antonio Rosselot
10 noviembre, 2017

“Conducir un autobús de dos pisos es un desafío para varios, pero no para mí”, dice el pequeño hombre.

El caso del cual les hablaré a continuación es un ejemplo para cualquier persona que crea imposible lograr alguna meta: con tesón, esfuerzo, dedicación y tolerancia a la frustración, se puede llegar muy alto. Tan alto como el autobús que conduce Frank Hachem (55), un inglés que tiene la particularidad de ser el chofer de autobuses más pequeño del mundo.

Littlehampton Gazette / SWNS.com

Frank mide tan solo 1,40 metros, pero esa limitante no le impidió postular a un trabajo como conductor…de autobuses de dos pisos.

Cuando entré en conversaciones para conseguir este trabajo, le dije al encargado: “Mido 1,40, entonces ni siquiera sé si alcanzo los pedales con mis pies”. A lo que me contestó: “Frank, postula al trabajo. Si pasas la prueba, te entrenaremos y algo se nos ocurrirá”. Me trató como a un ser humano.

Littlehampton Gazette / SWNS.com

Yo nunca me he considerado como una persona de baja estatura; conducir un autobús de dos pisos es un desafío para varios, pero no para mí. Quiero demostrarle a la gente con capacidades diferentes que no deberían frenarse y decir “no puedo hacerlo”.

Frank Hachem a Mirror

Littlehampton Gazette / SWNS.com

Frank, inmigrante iraquí, vive en Gran Bretaña desde el año 1982, y trabaja como chofer hace ocho meses. Y por su condición, postuló para adjudicarse el Récord Guinness del chofer de buses más bajo del mundo.

Si bien aún no tiene respuesta, se lo deberían dar. ¡Sería un merecido reconocimiento!

No te lo pierdas

Te puede interesar