Por Camilo Morales
12 octubre, 2021

Además, desde la institución explicaron que el lenguaje inclusivo para las personas no binarias tiene un uso que “no está generalizado ni asentado” y que el masculino gramatical ya cumple la función de agrupar a todos los géneros.

Con el paso de los años el lenguaje va cambiando y se va adaptando a los distintos tiempos que se viven. Esto ha generado que durante el último tiempo han surgido nuevos conceptos para brindar mayor inclusión a aquellas personas que son parte de la comunidad LGBTIQ+ y que no se identifiquen ni con el género masculino ni con el femenino.

Aquí nacen las palabras y términos que no tienen género, como puede ser el caso de “compañere”, “hije” y “amigue”, entre tantos otros, los que son utilizados en su mayoría por personas “no binarias” o de “género neutro”.

Pixabay

Pero el lenguaje inclusivo ha tenido entre sus mayores enemigos a la Real Academia Española (RAE), una institución que se dedica a regular y revisar continuamente la lingüística del mundo hispanoparlante, como las palabras y los conceptos que son utilizados.

Algunas palabras y modismos de ciertos países han sido incluidos dentro del diccionario de la RAE, la cual oficializa los usos de algunas palabras. Sin embargo, el caso del lenguaje inclusivo ha generado una gran resistencia por parte de la institución, la cual siempre ha criticado su uso. 

Pixabay

Según una publicación en el Twitter oficial de la RAE, explicaron que tienen conocimiento del uso de la “e” al final de las palabras para referirse a quienes no se identifican con el género masculino ni femenino, pero también agregaron que ese uso “no está generalizado ni asentado“.

Además de eso, contestaron la duda del usuario Claudio Ruiz, quien les preguntó “tengo una #dudaRAE, este famoso lenguaje inclusivo ¿es una jerigonza o un galimatías?

Pixabay

Desde la RAE fueron enfáticos en contestar que “lo que comúnmente se ha dado en llamar ‘lenguaje inclusivo’ es un conjunto de estrategias que tienen por objeto evitar el uso genérico del masculino gramatical, mecanismo firmemente asentado en la lengua y que no supone discriminación sexista alguna“.

Otra usuaria hizo otra pregunta relacionada al uso de la “e”, pero en este caso de la “x” en palabras como “todxs” o “ellxs”, para así incluir a personas “no binarias”.

Pixabay

Sobre eso, la RAE también dejó en claro que no era correcto expresarse de esa forma porque la “x” como marca de género era “ajeno a la morfología del español, además de innecesario e impronunciable, pues el masculino gramatical ya cumple esa función“.

Puede interesarte