La pequeña cumplió su sueño de ser bailarina y no podía parar de sonreír.

La gran mayoría de los maestros deciden tener esa profesión por vocación. Quieren educar a los más pequeños para que lleguen lejos y puedan tener las herramientas necesarias que les permitan, algún día, lograr todos sus objetivos y cumplir sus sueños.

Mariano Reyes, de Catamarca, Argentina, es uno de ellos. Y aunque su trabajo esté dirigido a largo plazo, ya cumplió uno de los deseos más importantes para una de sus alumnas.

Resulta que Agostina Andreata, una niña de 7 años soñaba con ser bailarina, pero una discapacidad física se lo había impedido durante todos estos años. La pequeña no puede caminar, pues nació  con una malformación que le paraliza la mitad inferior de su cuerpo.

Facebook @Asperguer Paraguay

Así que justo cuando el profesor de educación física del Colegio del Carmen de Catamarca organizaba un baile en el marco de la celebración para conmemorar a San Martin, Agostina parecía bastante triste por no poder participar.

Facebook @Asperguer Paraguay

Sin embargo, su profesor se había encargado de construir junto a una modista un tipo de arnés que había visto en un video en internet para poder cargarla y simular que bailaba. Primero preguntó en las casas de ortopedia si tenían algo parecido, pero como no lo tenían, finalmente lo diseñó a medida.

Facebook @Asperguer Paraguay

«Una cosa es caminar, otra bailar, saltar y gritar; así que debíamos tener bien firme el arnés. No dormí durante tres noches, pero por suerte todo salió hermoso», contó el maestro, quien debió aprenderse todos los pasos de la coreografía para poder lucirse junto a la pequeña que no dejaba de sonreír.

Mira aquí como ambos lideraron el baile:

¡Sin duda es un momento que ella jamás olvidará!

Puede interesarte