Por Alvaro Valenzuela
15 enero, 2016

Esperó 34 años para este momento…

Sarah es una joven madre de dos niños. Ella nació completamente sorda debido a un gen que impidió que le crezcan los vellos de su oído interno. Sin embargo una cara operación, que costó alrededor de 30 mil dólares, le permitió escuchar en un oído gracias a un implante. En consecuencia, pudo disfrutar de la música, las voces de sus hijos, los ronquidos de su esposo y tantas otros sonidos por primera vez en 34 años.

Lo más increíble de todo es que fue Lori, la suegra de Sarah, quién pagó todo esto. Ella cobró sus ahorros de jubilación para pagar el dispositivo auditivo de Sarah -que no cubrió ningún seguro -. Ellen DeGeneres, conocida por su programa de televisión en Estados Unidos donde hace generosos gestos a sus invitados, quedó conmovida con la historia y decidió invitar a Sarah y toda su familia al show. Les tenía preparada una sorpresa que nunca esperaron y que seguramente nunca olvidarán.

Mira la increíble sorpresa en este video:

httpv://youtu.be/TzRUZ5xuoY8

¡Qué hermoso gesto! No puedo imaginar que se debe sentir poder escuchar por primera vez después de 34 años. Casi como pasar sumergido bajo el agua por décadas…

Puede interesarte