Por Diego Cid
20 Marzo, 2017

Él tuvo una increíble visión para tratar un tema que a ella le costó mucho asumir.

Lo esencial en una familia es poder contar con el apoyo de todos sus miembros. A pesar de que cada vez son más las personas con una “mente abierta”, asumir una orientación no heterosexual puede resolverse como un paso bastante difícil, en el que la compañía del núcleo más cercano alivia una gran carga frente al miedo de la opinión popular.

Así es como Juliana, una adolescente de último año escolar, decidió “salir del clóset” con su hermano de 12 años, Evan.

Pero la reacción de él no fue la que ella esperaba, sino que mucho mejor: Evan comenzó a realizar muchas preguntas de real curiosidad.

Evan tenía que presentar un ensayo con tema libre en su escuela, siempre y cuando fuera posible someterlo a debate.

Y en vez de llegar con un texto que algunos podrían intentar rebatir, entregó una genuina carta de amor que hizo que todos aplaudieran.

“¿Han pensado alguna vez en los derechos gay? Son muy importantes, pues los homosexuales son como cualquier otra persona en el mundo. No importa si te gusta el mismo género, siempre que seas genuino contigo mismo. No importa lo que la gente diga, se trata de lo que tú pienses y digas. Conozco a alguien que me importa mucho y es gay. Aún pienso en ella como una amiga, alguien que se preocupa por mí. Mi hermana es una persona normal, no una criatura extraña. Es un ser humano como todos nosotros. Aún me enojo con ella algunas veces, pero eso no cambia la forma en que la veo. Amo a mi hermana por quien es. No me podría importar menos si es gay o heterosexual, sólo me importa que es mi hermana y que la amo por quien es. Sólo porque a alguien le guste el mismo género no lo hace súbitamente distintos. Amo a mi hermana por quien es”.

Sí, un preadolescente de 12 años lo comprende mucho mejor que varios adultos y sin problemas.

Muchos deberían estar siguiendo su ejemplo, pues claramente hace falta un cambio de mentalidad en personas que no quieren aceptar que no importa tu sexo biológico, identidad de género, expresión de género u orientación sexual. Lo importante es que seamos fieles a lo que sentimos.

¿Qué te parece su forma de ver la lucha por los derechos LGBT?