Por Ignacio Rojas
19 mayo, 2014

En octubre de 2012, una madre llamada Amy fue diagnosticada con cáncer de ovario etapa III. El diagnóstico fue un terrible, pero después de la cirugía y de 4 meses de quimioterapia y mucha lucha, parecía que las cosas estaban empezando a mejorar.

Su cáncer estuvo en remisión durante sólo un año antes de que ella y su familia recibieran la terrible noticia. Su cáncer había vuelto y estaba en etapa terminal.

Nadie sabe cuánto tiempo te queda con tu madre o tu padre, con tu esposo o esposa, hermanos, hijos o amigos … pero ellos saben que deben sacarle el máximo provecho a ese tiempo.

El sábado 10 mayo, 2014, un día antes de cumplir 56, 50 de sus amigos y familiares más cercanos se reunieron para darle una sorpresa …

httpv://vimeo.com/95004795

Original

Puede interesarte