No podía parar de llorar.

La decisión de vivir una vida junto a otra persona, no debe ser nada fácil. Por lo tanto, si estás seguro de dar este paso, sin duda debe ser una ocasión especial, donde nada se interponga en esta especie de ceremonial: John es un chico estadounidense que preparó demasiado bien la propuesta de matrimonio para su novia Melissa.

John eligió el 2013, como el año que su novia jamás olvidaría; ella siempre le dijo que le encantaría la idea que su familia estuviera el día que le pidieran matrimonio, pero esa idea cada vez se estaba haciendo más difícil, ya que la pareja se movió muy lejos de su lugar de origen, por el trabajo de John.

YouTube

Desde que Melissa decidió mudarse lejos con su novio, John juró que cuando le pidiera a su novia que se casaran, sería un momento sumamente especial; esperó un tiempo, y compró un viaje a las Cataratas del Niagara en Canadá; su novia pensaba que se irían de vacaciones por el cumpleaños de su chico, pero había una sorpresa para ella.

Contrató un fotógrafo y un camarógrafo para que este momento tan especial quedara inmortalizado; John también le pagó el viaje a sus padres, y a los de su futura esposa, para que estuvieran en ese momento.

YouTube

Justo después que le pide matrimonio, el chico le dice:

“Necesito que mires alrededor y veas quién está ahí”. De inmediato su chica comenzó a llorar.

YouTube

Mira su propuesta aquí:

¿Romántico no?

Puede interesarte