Por Ignacio Mardones
19 mayo, 2016

“Pensé que era una boya y me di cuenta que se estaba moviendo”.

Ellos pasaban un buen rato navegando en su bote. Nunca imaginaron que se convertirían en héroes ese día. Fue accidental: estaban tomándose fotografías y de pronto uno notó que había algo en el agua que se movía. Cuando se acercaron más se dieron cuenta de que era un perro que intentaba alcanzar el bote. El Jack Russell terrier tenía un chaleco salvavidas y había pasado 3 horas flotando entre las olas. Sus dueños lo habían perdido y no tenían esperanzas de encontrarlo. Afortunadamente éste pudo ser rescatado:

Sólo la nariz de Jagermeister -así lo bautizaron- era visible en el agua. De no haber sido por el chaleco salvavidas canino, hubiera muerto a los pocos minutos.

Y si hubieran pasado algunos metros más lejos, nadie se hubiera percatado de su presencia…

Las parejas tomaron al perro y lo entregaron a la guardia costera. Ellos se preocuparon de entregarlo a sus dueños, quienes no podían creer lo que había sucedido.

“Cuando el perro vio el bote, empezó a nadar… Era su bebé, ese perro era su vida, así que fue una bendición ser parte de eso”. 

-Michael Sahr-

Aquí puedes ver el video completo:

httpv://youtu.be/VclCJotOtQE

¿Qué te pareció?

Puede interesarte