Por Carlos Báez
9 febrero, 2021

Nunca se han separado desde que él le dio “el mejor beso de su vida”.

Esta pareja española inició su travesía en el amor hace 12 años y La Voz de Galicia recogió su historia. Se conocieron cuando María —en ese entonces— tenía 51 años, estaba en circunstancias donde ya había vivido todo, tenía hijos, una vivienda y un trabajo, por lo que no quería de un hombre que la mantuviera, sino que la quisiera. Y Juanjo, 36 años, venía de una relación rota, tenía un hijo de 7 años,  y nunca le interesó la edad, él veía en ella una mujer hermosa, llena de vida, alegre. Se podría decir que la vida los unió.

La vida de María primero estuvo ligada a su primer casamiento que fue a los 17 años, y fruto de este, tiene dos hijos, luego se separó. En términos de trabajo, se relacionó al rubro de la peluquería, en el cual tuvo buenas, regulares y peores rachas. Se caracteriza por ser una mujer muy independiente, nunca dependió de un hombre para vivir.

Más tarde se volvió a dar una nueva oportunidad en el amor, con un hombre mucho mayor, pero no fue algo positivo, él la arruinó totalmente. Con 50 años ya no tenía las ganas de tener una relación con nadie. Ahí conoció a Juanjo.

Marcos Míguez

El destino los cruzó en un centro comercial donde ella tenía su negocio, fue de a poco, jamás llegó a su cabeza el pensamiento de tener una relación con él. Bebían café, se contaban cosas, le comenzó a parecer alguien encantador, le caía muy bien a la gente. Él por otra parte comenzó a interesarse en ella, nunca le importó la edad.

Sin embargo, fue difícil para María por los prejuicios, y lo que podrían decir los demás —como sus hijos y la gente—. Lo bueno es que no hizo caso a esos pensamientos negativos y obedeció lo que su corazón decía y ahora se encuentra feliz con él. Además se defiende porque ella estuvo con un hombre mayor y a él nunca le dijeron nada, no se veía mal.

Juanjo le ha dado solo sentimientos positivos, tranquilidad, paz y se valora más.

Marcos Míguez

El primer beso de la pareja fue en una noche de verano, cuando iban de camino a un restaurante. Iba súper nerviosa y hablaba demasiado. Entonces él apagó el motor del automóvil y le dio un beso, que define como el mejor de su vida, y de ahí que nunca se han separado.

De igual manera, aún hay gente que es cerrada de mente frente a esos temas. Han habido algunos que han tenido la audacia de decirle pesadeces como que Juanjo es su hijo, sin embargo, María no se hace problema y responde que es su pareja. Lo bueno es que este tipo de circunstancias con personas entrometidas no le interesan.

Pixabay – Imagen referencial

También analiza la creencia de que “con un hombre mayor se está más protegida” pero dice que ha estado con un hombre de su edad, y otro mayor, y con quien más se siente cuidada y segura es con Juanjo.

Es hermoso conocer historias donde el amor se presenta en diferentes formas y que no tiene que tener requisitos, ni reglas como la edad, que es un prejuicio que siempre está ahí, pero que por suerte ya se está desterrando. Esperemos que esta preciosa pareja siga cultivando su amor.

Puede interesarte