Por Valentina Miranda
1 agosto, 2022

La familia Mgomeni no recibe ingresos, sino que se mantiene gracias a un subsidio mientras intentan prosperar en su casa de barro en Winterveld (Sudáfrica). Aunque no ha sido sencillo porque está en ruinas y ante esto, Collen Mashawana se unió con una fundación para darles un mejor hogar.

De alguna manera la vida nos prepara para enfrentar los problemas de cada día, los cuales se pueden encontrar en el ámbito personal, familiar e incluso laboral pero no es nada sencillo, especialmente si no se tiene de un hogar donde vivir dignamente.

En el mundo hay muchas madres que tratan de hacer lo que pueden con tal de salir adelante y mantener a sus hijos, pero algunas no tienen dónde vivir y eso lo complica aún más. Al no tener mucho que ofrecerles, otras personas no dudan en sumarse a ayudarlos para que tengan lo que merecen, tal como lo hizo el empresario Collen Mashawana en Sudáfrica.

Facebook: Collen Mashawana

Collen vio de cerca la realidad que viven algunas personas en Winterveld, Pretoria (Sudáfrica) luego de conocer a la familia Mgomeni tras haber sido invitado.

Aquella familia está compuesta por una madre soltera que vive junto a sus 9 hijos, quien también tiene 7 nietos, en una casa de barro que está en ruinas y condiciones precarias.

Facebook: Collen Mashawana

No generan ingresos, sino que reciben una subvención que los mantiene y les permite comer cada día. Esta situación desconcertó a Collen y no tardó en ponerse manos a la obra para ayudarlos.

“Al presenciar las terribles circunstancias que enfrenta esta familia, inmediatamente trasladamos a la familia a una estructura segura temporal y nos comprometimos a construirles un hogar que pueda levantarles el ánimo”, dijo en Facebook.

Facebook: Collen Mashawana

La Fundación Mampeule se asoció con CMF con tal de darle el hogar que esta familia merece. Junto a Collen, comenzaron la construcción de lo que será a nueva casa para la familia Mgomeni, donde podrán prosperar y crecer. Esperamos restaurar la dignidad humana, que es un derecho básico para todos”, escribió el empresario en la red social.

Han ido colocando ladrillo por ladrillo con el fin de regalarles un hogar seguro y tranquilo. Ser madre no es fácil, especialmente si es una familia tan numerosa, así que unas manos extras no vienen mal.

Puede interesarte