Por Felipe Costa
1 marzo, 2021

Se trata de una vía exclusiva para que las abejas se muevan de bosque en bosque, en medio de la ciudad. El propósito no es insertar nuevos insectos sino que preservar las especies de abejas nativas de la zona y educar a la ciudadanía al respecto.

Desde hace algunas décadas, la comunidad científica mundial ha intentado generar conciencia de la crisis de abejas que afecta cada vez más a al planeta. Se trata de la especie principal en cuanto a la polinización de las plantas y se ha advertido que de haber una extinción de ellas, así mismo para el planeta. Es por esto que se han intentado tomar acciones para preservarlas, como en Brasil, donde se construye un corredor para que estos insectos migren con seguridad.

Apoyo – Pixabay

Como parte de una iniciativa estatal, el gran camino ecológico de 10 kilómetros de longitud se construirá en Brasilia, conectando los dos parques más importantes del distrito. Se plantarán más de 45 mil árboles con el plan de que las abejas puedan moverse desde el Parque da Cidade hasta el Parque Nacional de Brasilia.

No se insertarán abejas nuevas, el propósito es poder conservar a las especies nativas ya existentes en los bosques, pero que han perdido territorio debido a la expansión de la ciudad.

Joel Rodrigues

El corredor atravesará bosques y ciudad, siendo una especie de vía exclusiva para las abejas y la más grande del mundo. La implementación de este proyecto no solo preservará a los insectos más importantes de la Tierra, sino que además a la flora natural del territorio. Para ello se ha contado con la participación de la ciudadanía, con el propósito de incluirlos en la conciencia que se debe tener en torno a este insecto.

¿Por qué son tan importantes las abejas?

Joel Rodrigues

Las abejas no solo producen miel, sino que son la especie encargada de polinizar vegetales en parcelas y bosques cercanos a sus colmenas. Una vez realizado este proceso, distintos animales como pájaros, mariposas o murciélagos pueden transportar el polen de flor en flor, proceso que ocurre en todo el planeta. Esto permite la germinación de plantas y frutos, además de ayudar a mantener la biodiversidad del mundo. En otras palabras, sin abejas solo haría basta un par de días para que la flora de la Tierra comience a morir.

Joel Rodrigues

El corredor de Brasilia cuenta ya con 80 voluntarios e incluye la supervisión de biólogos en todo el proceso. Padres han aprovechado la oportunidad para educarse sobre las abejas y los bosques pudiendo participar con sus hijos, quienes serán las nuevas generaciones encargadas de seguir colaborando con el medio ambiente.

Joel Rodrigues

Se espera que la construcción sea un antes y un después para la biodiversidad del sector y de ser un aporte, pueda financiarse su construcción en otras partes del país.

Puede interesarte