Por Alejandro Basulto
4 abril, 2019

Por el déficit habitacional que hay en Brasil, nace el proyecto «Arquitetura Na Periferia», que ante la escena de familias moviéndose a la periferia y de mujeres dependientes de los hombres, busca brindarles un hogar y autonomía.

Años antes del auge del feminismo en el mundo, la arquitecta brasileña Carina Guedes funda en el 2014, «Arquitetura Na Periferia» (Arquitectura en la periferia), como respuesta al gran déficit habitacional que hay en Brasil. Un terrible flagelo, que especialmente es más doloroso para las mujeres y los niños. Lo que notó Carina.

La búsqueda por un lugar donde vivir lleva a muchas familias a mudarse a la periferia, donde mujeres llegan a perder su autonomía y a realizar sacrificios aún mayores, con tal de que un hombre les dé cobijo en el hogar que construyó.

Arquitetura Na Periferia

Ante ello, Carina Guedes no quiso quedarse de brazos cruzados, por lo que decidió juntarse con otras colegas y crear Arquitetura Na Periferia, que tiene como fin ayudar y enseñar a las mujeres de la periferia a construir sus propios hogares.

«Trabajamos para que las mujeres tengan el máximo de autonomía en el proceso de toma de decisiones que involucre la mejora de sus casas»

cuenta Carina a Portal Aprendiz.

Además el proyecto liderado por Carina Guedes está conformado por solo mujeres. Trabajando en él también, la arquitecta Marina Bornel y las ingenieras civiles Rafaela Dias y Tereza Barros.

Actualmente Arquitetura Na Periferia se encuentra funcionando en favelas como las de Paulo Freire y Eliana Silva, donde Carina y compañía han podido notar la gran diferencia entre el avance por las conquistas de los derechos civiles y el poder de decisión de las mujeres en sus hogares.

Arquitetura na Periferia

«En la construcción civil y en las decisiones de cómo la casa va a ser, la mayoría relata que sus voluntades no son respetadas, y algunas ni siquiera son consultadas. Son el padre, tío, marido o albañil los que deciden. Esto trae consecuencias malas en la vida de las mujeres que, además del trabajo, cuidan el mantenimiento de la casa, en condiciones tales como: cocinas sin ventilación, escaleras estrechas, grifos donde no se puede meter el cubo»

dijo Carina a Portal Aprendiz.

Para alegría de muchas, el proyecto Arquitectura en la Periferia va cada vez mejor. Siendo ejemplo de aquello la última campaña de recolección de fondos, donde acumularon $42.210,00 reales brasileños de los $30.000, 00 que buscaban recibir. Un éxito que va de la mano con el hecho que gracias a esta notable iniciativa, cada vez hay más mujeres en la periferia dueñas de su hogar y de su destino.

Colectivo Naiá

 

 

Puede interesarte