Por Pedro Juan
1 septiembre, 2020

El pequeño Gage se miraba al espejo y empujaba sus orejas hacia atrás. Sus padres lo veían hacer esto y se les destrozaba el corazón. Su sonrisa luego de la cirugía vale oro.

Lamentablemente millones de niños sufren de bullying en el mundo. Tal como podemos ver en estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a Naciones Unidas, el 78% de los suicidios en niños y adolescentes es debido al maltrato que reciben por sus pares. Por otra parte, la organización británica contra el acoso juvenil, Beat Bullying, señala que solo en Europa, alrededor de 24 millones de niños y jóvenes al año son víctimas de acoso escolar.

Latinoamérica no se escapa de esto; según datos publicados recientemente por la Revista CEPAL, indican que al menos el 51,1% de los estudiantes del último grado de primaria en 16 países latinoamericanos estudiados señala haber recibido insultos, amenazas, golpes o robos.

Esta es la historia de un niño llamado Gage Berger que a sus 6 años le tocó sufrir de bullying en su escuela. Estando solo en primer grado, sus compañeros le decían que se veía como un elfo por sus orejas. 

Inside Edition

Tim y Kallie son los padres de Gage. Escucharon los apodos que le tenían a su hijo y observaron con impotencia mientras el pequeño Gage se miraba al espejo y empujaba sus orejas hacia atrás.

Inside Edition

Sus padres temían que las burlas de los compañeros hacia su hijo dañaran su autoestima, es por eso que decidieron recurrir a un cirujano plástico para operar sus orejas.

“A veces a esa edad les dicen sobrenombres como ‘orejas de murciélago’ o ‘orejas de elfo’, y ese nombre los sigue hasta la secundaria”.

Dr. Steven Mobley a Inside Edition

Dos horas bastaron para que la vida de este pequeño cambiara por completo después de la cirugía; si ves el video de a continuación podrás apreciar por ti mismo la alegría con que este pequeñito mira los resultados.

La sonrisa de Gage vale oro. Y a pesar de que nunca debió pasar por esta cirugía (no era el niño quien debía cambiar, sino sus abusadores), es algo bueno saber que pudo conseguir la paz que tanto necesitaba en su etapa escolar. 

Mobley Foundation for Charitable Surgery

El cambio es notorio. Sus orejas están más pegadas a la cabeza, tal como esperaban que lucieran.

Mobley Foundation for Charitable Surgery

¿Conoces a alguien que haya tenido que recurrir a una cirugía para no ser víctima de bullying?

Puede interesarte