Por Daniela Morano
5 octubre, 2018

Con 7 años, Liam fue diagnosticado con cáncer cerebral, pero eso no detiene sus pretensiones sobre qué quiere ser cuando grande.

A medida que uno crece y llega a ser adulto, se da cuenta de que la vida no es justa. Algunos optan por creer en la religión, otros en el karma, otros en nada, cuando no encuentran una respuesta al porqué personas inocentes sufren tanto, sobre todo si esa persona es un niño que apenas ha tenido la oportunidad de vivir.

Liam tiene sólo 7 años pero eso no detuvo al destino de frenar su vida. Le diagnosticaron cáncer cerebral hace un año, asegurándole a su madre que no viviría hasta después de abril de este año. Quizás el destino le tiene algo más preparado, porque en octubre Liam sigue con vida, aunque luchando día a día contra esta cruel enfermedad.

WABI 5

“Hoy es un día especial”, dice al medio de noticias local de Bangor, Maine. “Es mi último día en tratamiento”.

Su madre, Devin, explica que Liam lleva un año en quimioterapia y entiende perfectamente todo lo que ocurre y sabe el diagnóstico y posibles consecuencias a pesar de estar trabajando por recuperarse. Mientras, se refugia en su sueño de convertirse en policía.

WABI 5

Incluso tiene a un oficial favorito que lo visita en el hospital, Dan Gastia.

“Ver lo fuerte que es como individuo es algo admirable. Se ha enfrentado a muchas adversidades y se mantiene muy fuerte”.

WABI 5
WABI 5

Para su día especial, Dan llevó en su patrulla a Liam hasta el hospital, cosa que emocionó mucho al pequeño.

Aunque aquí él es el niño, es definitivamente quien inspira a los adultos a ser mejores personas y enfrentar las adversidades con el mejor espíritu posible.

Puede interesarte