Por Cristofer García
12 mayo, 2020

Después de 10 días sin ver a su madre, no aguantaban las ganas de darle un abrazo. Esta enfermera tampoco resistió la emoción.

Una de las consecuencias que más han afectado a las familias durante esta pandemia de COVID-19, es la separación entre los seres queridos. Esto sucede aún más con aquellos que trabajaban en el área de la salud, por eso esta especialista de la salud debe abrazar a sus hijas solo a través del plástico.

Las tres pequeñas, que llevaban 10 días sin ver a su mamá, quisieron visitarla durante el Día de las Madres, sin embargo, tuvieron que forrarse en plástico para no tener contacto con ella.

@lopeinado

Este momento se pudo apreciar en un video publicado por su hermano en la red social de videos, Tik Tok. “Felicidades hermana”, escribió @lopeinado, para felicitar a su hermana durante este día, que celebraron, así sea por unos minutos, en familia.

Y es que esta enfermera está en constante contacto con pacientes de coronavirus, por lo cual es un riesgo tanto para ella como para sus familiares el contacto directo. Ella ha tenido que aislarse, por seguridad.

@lopeinado

Esto sucedió en Ciudad de México, México, país que ha registrado en el último mes una escalada importante en sus casos confirmados de COVID-19 y ya cuenta con unos 36.327 contagiados y al menos 3.573 muertes por esta causa.

@lopeinado

Sin embargo, las familias hacen su mayor esfuerzo por estar juntas durante esta dura etapa. Hacen lo posible para darse un abrazo, así sea cubiertos en plástico, como hicieron estas niñas.

Ellas tres, con otros familiares, esperaron con rosas a que su madre saliera de la Clínica número 11 del Instituto Mexicano del Seguro Social, en la capital mexicana, para tener el tan esperado encuentro que se les había negado durante esta crisis sanitaria.

@lopeinado

Las familias están a la espera de que esta emergencia termine y poder reencontrarse de nuevo. El distanciamiento social las afecta fuertemente.

Puede interesarte