Por Cristofer García
13 enero, 2021

Los más afectados son sus pequeños, que quedaron devastados luego de saber la noticia. “Necesitamos mantener a esos chicos juntos”, dijo su abuela.

El COVID-19 sigue causando estragos en la sociedad. Lamentablemente, aunque ya comenzaron los procesos de vacunación en distintos países, los contagios y muertes por esta enfermedad no se han detenido. Siguen ocurriendo casos tristes como el de esta madre, que falleció luego de dar a luz a su sexto bebé.

Ashley Gómez, de 30 años de edad, una enfermera residente en Los Ángeles, California, había comenzado a presentar síntomas pero no buscó ayuda al principio. En vez, prefirió que enfermos de mayor gravedad recibieran ayuda primero.

Veronica Gornick

“Ella solo se preocupaba por los demás. Esperó para ir ella misma al hospital. Ella decía, ‘podría haber una cama para alguien que la necesite más que yo'”, contó su mamá, Veronica Gornick, en conversación con Today.

“Pero se estaba poniendo tan mal con su respiración, oh Dios mío. Al quinto día, la convencí de que se fuera”, agregó Gornick.

Veronica Gornick

Ashley logró dar a luz de emergencia a su último hijo, Corey. Aunque sus síntomas mejoraron en ese momento, al poco tiempo empeoró, necesitó ventilación mecánica y terminó por fallecer a las dos semanas de estar hospitalizada. “Es devastador. Es simplemente increíble. Qué persona tan maravillosa era ella de adentro hacia afuera“, comentó su madre.

Cuando notaron que sus síntomas empeoraban decidieron realizarle una cesárea de emergencia, para no poner en riesgo la vida del bebé. Pudo ver a su pequeño unos segundos antes que se lo llevaran.

Veronica Gornick

Aunque Ashley se mantenía optimista y creía que superaría la enfermedad, todo empeoró. “De la noche a la mañana tuvo una fiebre de 109 ( grados fahrenheit) y esa fiebre la apagó. Los médicos decían: ‘Se está muriendo. Sus órganos se están apagando’. Estaba en diálisis y un ventilador y luego su corazón estaba fallando”, contó su madre.

La familia pudo ir a despedirse de ella cuando estaba en sus momentos más complicado, porque necesitaba mucha ayuda para seguir respirando. “Fue tan duro para ella. El médico dice: ‘Podemos seguir haciendo esto o paramos y la dejamos ir en paz‘ ​​… así que me enfrento a esa difícil decisión“, relató Gornick.

Veronica Gornick

Ashley falleció el 3 enero. Toda su familia la recordará, principalmente sus cinco hijos: Ryan (11 años), Jacob (9 años), Zachary (8 años), Maverick (2 años) y Jordan (1 año). A Corey no lo pudo conocer realmente, pero al menos pudo verlo una vez antes de partir.

Veronica Gornick

“Se derrumbaron cuando su papá les dijo (…) Necesitamos mantener a esos chicos juntos. Se aman mucho y se ven y dependen el uno del otro todos los días”, expresó la abuela de los pequeños. Su madre no será olvidada.

Puede interesarte