Por Andrés Cortés
8 Junio, 2017

Había tres personas en esa habitación. Y una historia dolorosa.

Pareciera que la ola de violencia no planea detenerse pronto. Encender la televisión o revisar sitios informativos en internet solo nos traen nada más que nuevos atentados y masacres con cientos de heridos y, en el peor de los casos, fallecidos. Los niños, que son completamente ajenos a estos conflictos, son las víctimas que más nos entristecen. Afortunadamente, hay ciertos actos que restauran nuestra fe en la humanidad y nos hacen imaginar que algún día toda esta masacre se detendrá.

Y es que una familia israelí iba viajando en coche cuando sufrieron un terrible accidente automovilístico que tuvo como consecuencia la muerte inmediata del padre.

La madre, por su parte, quedó con graves heridas y la única que salió ilesa fue una pequeña bebé.

Imagen Referencial – VisualHunt

La pequeña niña que no tenía más de algunos meses de edad había pasado por mucho y necesitaba alimento. La madre se encontraba en pésimas condiciones debido al accidente, por lo que esta no la podía amamantar. Al intentar darle un biberón, la niña se negó a tomarlo.

En la desesperación, ocurrió lo inesperado. 

Fue entonces cuando una de las enfermeras del Hospital Hadassah Ein Kerem, identificada como Ula Ostrowski-Zak, se ofreció a amamantar al bebé y la capturaron justo en el tierno proceso.

Twitter CEN

De acuerdo a Daily Mail, la comprensiva enfermera le dio de comer cinco veces al día.

“Sus tías me abrazaron y me agradecieron. Estaba muy sorprendidas”.

Hadassah Ein Kerem

Sin embargo, un nuevo inconveniente se presentó. La enfermera, que había estado amamantando a la lactante durante todo el día, debía irse a casa porque su turno había concluido. Pero no podía llevarse a la pequeña a su casa. ¿Quién amamantaría al bebé?

Las tías, preocupadas, no sabían que hacer. Pero fue la misma enfermera que se encargó de alimentarlo durante el día quien le dio una solución al tema.

Imagen Referencial – VisualHunt

A través de un grupo de Facebook llamado “La Liga de Leche” solicitó ayuda para alimentar a la pequeña. Al cabo de dos horas tenía más de mil respuestas de personas que se ofrecían alimentar a la pequeña.

“Al cabo de dos horas recibí más de mil “me gusta” y respuestas de personas que se ofrecían para ayudar.

Habían mujeres que incluso estaban dispuestas a viajar desde Haifa (norte de Israel) para amamantarla”.

Ula Ostrowski-Zak

La enfermera hizo el arreglo con una de todas las mujeres que se ofrecieron para amamantar al bebé una vez que esta se fue a casa.

Actos como este hacen que nuestra esperanza por un mundo mejor que cada día se ve disminuida luego de ver tantos sucesos trágicos, se restaure completamente.

Te puede interesar