Por Felipe Costa
17 mayo, 2021

Teresa Robinson pasó 35 años sirviendo a su comunidad y ahora en pandemia, sus energías terminaron por agotarse. Está agradecida por haber estado para ayudar, pero hoy dice merecerse la pausa de cualquier preocupación.

Cuando Teresa Robinson comenzó a enfrentar largas jornadas de trabajo al iniciar la pandemia, no creyó que la carga laboral le quitaría las energía como nunca. Sin descanso, ha ido a trabajar a su hospital como enfermera todos los días y a sus 65 años ya no puede correr por los pasillos como antes. No obstante, su suerte iba a cambiar el día que jugó un boleto de lotería y fuese la única ganadora de un premio que le permitirá tener una jubilación soñada, informa el Evening Standard.

Evening Standard

Robinson vive en Suffolk, un pequeño condado de Inglaterra y lleva 35 años entregando su servicio a la comunidad como enfermera. Con una vida modesta junto a su marido Charlie Hobson, un constructor, en pocas ocasiones han tenido la oportunidad de viajar juntos de vacaciones, y ahora están a punto de disfrutar unas que serán eternas.

La mujer jugó un boleto de lotería llamado Set For Life, el cual entrega premios mensuales a sus ganadores. Cuando le anunciaron que había ganado pensó que le alcanzaría para una gran cena, un regalo y nada más.

iStock

En el momento en que la enfermera llegó a las oficinas a recoger su premio, se llevó la grata sorpresa de que era la flamante ganadora de 10.000 libras esterlinas que se le entregarán cada mes por un año completo, suficiente para jubilarse y escapar a su lugar soñado, la isla de Nevis.

Nevis es una isla ubicada en el Caribe de la cual se enamoró cuando la visitó junto a su esposo, quien tiene familia allí. Asegura que es un sitio paradisíaco y donde ha esperado vivir desde que la pisó. Con el dinero de la lotería construirán una casa frente a la playa y se retirarán juntos para pasar su vejez sin complicaciones.

“Estoy orgullosa de haber servido a mi comunidad durante la pandemia y siento que me he ganado mi jubilación y los días de descanso que pasaremos en Nevis. Nos sentimos muy bendecidos de estar juntos y ya teníamos tantos planes emocionantes, incluso antes de esta increíble victoria”.

–Teresa Robinson al Evening Estandard

Evening Standard

La pareja tiene dos hijas adultas con sus propias familias, quienes se han preocupado de ellos dos ahora que Charlie vio detenido su trabajo de constructor por la pandemia. Afortunadamente, ahora no habrá de qué preocuparse.

Evening Standard

Con la nueva fortuna, Teresa cree que ya no necesitará ser tan cuidadosa con el dinero, una presión que en ocasiones terminaba siendo estresante. Llegar a fin de mes será parte del pasado y ahora se centrará únicamente en su presente, descansando como se merece.

Puede interesarte