Por Javiera González Ruiz
6 septiembre, 2018

Cuando le preguntaron qué sería lo que le gustaría comer si pudiera hacerlo, él respondió “un helado de caramelo”. Días después su hija y esposa confirmaron que había fallecido, pero dieron las gracias a los especialistas por tan hermoso gesto de compasión.

Hay muchas personas que creen que cuando alguien está desahuciado, ya no tiene sentido privarle de aquellos gustitos que tenía prohibidos como el cigarro, el alcohol, o tal vez algunos alimentos poco saludables… total, pronto morirá y nada puede cambiar ese diagnóstico.

Por eso cuando estos paramédicos australianos fueron a buscar a Ron, un anciano que daba un viaje final hacia el hospital, decidieron sorprenderlo.

Tenían claro que esa era la última vez que lo verían con vida, pues el anciano tenía una enfermedad terminal y ya desde hace dos días que no había ingerido ningún alimento. Por eso cuando le preguntaron qué sería lo que comería si pudiera comer y el dio la respuesta, no lo pensaron dos veces y detuvieron la ambulancia para comprar un helado de caramelo.

Total… no había prisa para llegar al hospital.

Pixabay (Imagen referencial)

¡Y vaya que lo disfrutó!

Facebook @qldambulanceservice

De acuerdo a una publicación realizada por los Servicios de Emergencia de Queensland, la esposa de Ron, Sharon, les agradeció infinitamente el acto de bondad que habían hecho por su marido, quien claramente había disfrutado y había tenido una última felicidad antes de fallecer días después, según confirmó la familia.

Mamá y yo no podemos agradecer a QAS lo suficiente por toda la ayuda y compasión que nos han brindado cada vez que tuvimos que llamarlos. Recuerdo hace un par de meses que no pudimos sacar a papá de la cama, y ​​no pudimos poner la camilla cerca, así que lo recogieron en sus brazos y lo pusieron en ella” escribió Danielle, la hija del matrimonio de ancianos.

Pixabay (Imagen referencial)

Actualmente, la publicación de los paramédico tiene 18.000 reacciones y ha sido compartida casi 2.000 veces por personas que, sin duda, también aprecian el gesto noble de esos hombres.

Puede interesarte